Cómo ahorrar dinero utilizando el transporte público

Ahorrar dinero en transporte público es algo complejo si no sabes cómo hacerlo. Hoy te ayudamos a gastar menos apostando por algunas ideas para conseguir tu objetivo.

ahorro transporte

El transporte público es una buena alternativa para poder moverse por la ciudad sin gastar demasiado dinero. Sin embargo, cualquier ahorro es importante para las actuales finanzas familiares. Y en ese sentido, hoy queremos ayudarte a gastar menos si eliges estos medios de transporte para desplazarte todos los días. ¿Quieres ahorrar dinero? ¡Entonces no te puedes perder los trucos que te mostramos a continuación!

Hay que tener en cuenta que las redes de transporte público son diferentes en cada una de las ciudades y que, por lo tanto, los consejos que te vamos a mostrar son siempre relativos y debes analizarlos según las posibilidades que se ofrezcan en tu urbe. Aún así, creo que te darán para reflexionar acerca de la capacidad de seguir ahorrando en uno de los gastos que más se notan en tu economía doméstica. ¿Te animas?

Trucos para ahorrar si te mueves en transporte público

  1. Tarjetas y abonos de transporte: son la fórmula clásica para ahorrar dinero en el transporte público. Es verdad que son bastante conocidas, pero por ser uno de los medios que más a menudo se utilizan, no podía evitar colocarlo en primer lugar en este listado.
  2. Trabajar viajando: una de las opciones para ahorrar no solo dinero, sino también tiempo pasa por utilizar el tiempo que estás en el transporte público para trabajar. Puedes organizar tu día, planificar las reuniones pendientes o ir redactando los mails. Así, al llegar a la oficina estarás mucho más concentrado y serás más eficiente.
  3. Utiliza los medios de pago que te da tu empresa: muchas empresas ofrecen a sus empleados la posibilidad de conseguir incentivos a través de medios de pago para gastos comunes. Si usas estas tarjetas, se verá reflejado el gasto en tu declaración de la renta, lo que significa que ahorrarás más de lo que lo harías pagando con otros medios.
  4. Descuentos y promociones para colectivos: en el transporte público existen incentivos para colectivos que pueden ayudarte a ahorrar dinero con tan solo identificarte como tal. Sobre todo los estudiantes, los jóvenes o los mayores tienen a su alcance la posibilidad de hacerse con este extra que permitirá que gasten menos.
  5. Siempre que puedas, anticípate: casi siempre que hablamos de viajar en vacaciones, comentamos la importancia de anticiparse en fechas. Aquellos que lo hacen consiguen los mejores descuentos. En este caso, para los trayectos de a diario, e incluso para aquellos del fin de semana, también hay promociones especiales si los compras con bastante tiempo. Siempre que puedas anticiparte, hazlo.
  6. Ofertas especiales en Internet: en muchas ocasiones, las empresas de transporte público aprovechan el auge de las redes sociales y de Internet para promocionar ciertas rutas, ciertas fechas, u ofrecer descuentos puntuales. En ese sentido, si ya te has acostumbrado a hacer búsquedas para ahorrar dinero en otras compras, ahora te tocará hacerlo también para conseguir gastar menos en el transporte público.

Las ventajas del transporte público

Aquellos que eligen el transporte público para moverse por la ciudad disfrutan de algunas ventajas frente a alternativas de coche propio que no siempre se ponen en primer plano. Precisamente por ello, quiero recordarlas a continuación para todos aquellos que están orgullosos de apostar por estas opciones. Y también para hacer reflexionar a aquellos que aún no se han animado con ellas:

  1. Medio ambiente: la primera de las ventajas que obtienes al utilizar el transporte público tiene que ver con el favor que le haces al medio ambiente. Al fin y al cabo, contaminar menos es una cuestióon de todos y es importante poner un granito de arena. ¿No te parece?
  2. Menor gasto mensual: de manera general, moverse en transporte público supone un buen ahorro de dinero. Aún con la gasolina a un precio razonable, gastarás mucho menos con las opciones que te ofrecen los medios colectivos.
  3. Despreocupación sobre dónde aparcar: uno de los mayores problemas a los que se enfrentan los que se mueven en coche propio es el tiempo que les lleva encontrar aparcamiento. Además de eso, el coste añadido que puede tener éste. Con el transporte público evitarás tener que preocuparte de ello.
  4. Evitar los atascos: aunque no todos los medios de transporte público te permiten evitar los atascos, en muchos casos sí que son la alternativa. El metro, o los autobuses en aquellas ciudades en las que el carril bus está protegido, llegarás mucho antes con ello en las horas puntas.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...