¿Se puede ahorrar dinero cambiando tu manera de conducir?

Es posible ahorrar gasolina al conducir, siempre que uses la conducción eficiente. Aprende a cambiar de marcha, conduce despacio, ten el coche siempre a punto, usa el aire acondicionado o las ventanillas lo justo y de forma correcta, conduce ligero de equipaje y no conviertas el coche en un enchufe particular

Ahorrar dinero forma de conducir

Sin duda, el diésel y la gasolina están en su punto más alto en la historia. Es más, ni tan siquiera con los descuentos aplicados es barato, ya que sigue siendo totalmente prohibitivo echar gasolina, con precios que superan los 2 euros en muchas gasolineras. 

Por ello, las personas buscan formas de ahorrar dinero en gasolina. Algunos apuestan por el transporte público, otros buscan coches eléctricos y otros compran coches con consumos mínimos. Eso sí, también se puede ahorrar sin dejar de conducir y sin comprarte otro coche. ¿Cómo se hace eso? Pues es lo que te vamos a explicar en el día de hoy.

Así podrás ahorrar dinero con la conducción eficiente

La conducción eficiente es una forma de conducir que tiene que ver con los hábitos de conducción. Gracias a ella, se puede gastar mucho menos combustible a corto y largo plazo, ahorrando gasolina.

Para ello, tendrás que aprender a cambiar de marchas, respetar los límites de velocidad, aprender a tener el coche a punto, aprender cuando usar el aire o las ventanillas, evitar enchufar muchas cosas al coche y no cargarlo demasiado. Vamos a explicarlo todo más a fondo. 

Ten el coche a punto

La conducción eficiente empieza antes de salir del garaje, comenzando con tener el coche a punto. Vigila la presión de los neumáticos, teniendo siempre la presión recomendada por el fabricante. Menos presión aumenta el consumo de combustible más de lo que te piensas, mientras que más presión de la normal aumenta el desgaste de la rueda.

Además, no olvides limpiar los filtros del aire y del aceite del coche y cambiarlos de vez en cuando. De este modo, conseguirás un consumo de combustible menor, además de menos averías y un mejor funcionamiento.

Sé una «tortuga»

En España a la gente le gusta correr demasiado, corriendo hasta tal punto que gastan demasiada gasolina. Esto conlleva no solo gasto, sino también multas de tráfico e incluso reparaciones al aumentar el riesgo de accidente.

Por ello, deberías siempre respetar los límites de velocidad o incluso ir un poco más lento a veces. Por ejemplo, si vas a 100 en la autovía en vez de a 120 te adelantarán todos, pero ahorrarás mucha gasolina y solamente llegarás un poco más tarde.

Aprende a utilizar las marchar y a cambiar

Es importante saber cuando y como meter las marchas para ahorrar. Para un consumo eficiente, cambia sin apurar, haciéndolo a 2000 revoluciones en un gasolina y a unas 1500 en un diésel. Además, aprende a usar la marcha adecuada en cada momento. Una marcha demasiado larga ahogará el coche, mientras que una demasiado corta aumentará el consumo de combustible.

Además, apaga el motor si vas a estar parado más de un minuto. Los nuevos modelos apagan el motor de forma automática, pero los antiguos lo dejan al ralentí, con un pequeño consumo que puede marcar la diferencia.

Aire acondicionado y ventanillas

Una de las cosas que más gasolina gasta es el aire acondicionado, ya que consume mucha electricidad. Por ello, no hay que abusar de él, usándolo solamente cuando el calor es sofocante o cuando hace mucho frío si es con aire caliente. Al abrir la ventanilla también aumenta el consumo, ya que la resistencia del aire es mayor.

Eso sí, a veces hay que usarlo sí o sí, algo que hace preguntarnos si es mejor abrir ventanillas o poner el aire. La respuesta es que, si conduces a menos de 80 km por hora, es más eficiente abrir las ventanillas que usar el aire acondicionado. Sin embargo, a partir de esa velocidad, la resistencia aerodinámica del aire te hará gastar más, así que pon el aire. Eso sí, no lo pongas al máximo y ponlo a la intensidad justa para no pasar demasiado calor.

No enchufes muchas cosas al coche

Los vehículos actuales cuentan con puertos USB para enchufar aparatos eléctricos, unido al clásico mechero del coche. Aunque es tentador convertir tu coche en un enchufe particular, el consumo de gasolina subirá. Muchas veces es mejor cargar el móvil en una powerbank que en el mechero.

Que el coche esté lo más ligero posible

A más peso tenga que soportar un coche, más gasolina gastará. Esto es algo obvio, pero que mucha gente olvida. Por ello, algunos llevan el coche cargado con trastos, muchas veces pesados, haciendo que gasten más gasolina. En su lugar, es mejor llevarlo siempre ligero. 

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...