7 trucos simples para ahorrar gasolina en tu coche o moto

Para ahorrar gasolina de coche y moto, hay 7 trucos. Busca la mejor aerodinámica, reposta por la mañana y lentamente, busca la mejor ruta, usa más la bici y el transporte público, aprende a conducir de forma eficiente, usa la ventanilla en ciudad y el aire en carretera y utiliza la moto en la ciudad

Trucos ahorrar gasolina coche y moto

El precio de la gasolina y el diésel está rondando los 2 euros y sube prácticamente cada día por la inflación. De hecho, ha subido casi un 30% en este año, algo que ha puesto en apuros a muchas familias. El combustible es un bien de primera necesidad para los trabajadores y las personas que necesitan utilizar el coche, así que se ha perdido mucho poder adquisitivo.

En estos casos, lo único que podemos hacer es utilizar algunos trucos para ahorrar un poco de gasolina. Te vamos a dar 7 trucos que te van a resultar muy útiles para poder gastar menos gasolina, tanto en tu coche como en tu moto.

Así podrás ahorrar gasolina o diésel con tu vehículo

Estos trucos tienen que ver con la conducción eficiente, es decir, ahorrar dinero conduciendo de forma eficiente. Eso sí, también hay otros trucos menos conocidos que no te puedes perder.

Conducción eficiente

Lo primero que debes aprender es a conducir de forma eficiente, es decir, gastar menos combustible al usar el vehículo. Lleva siempre la presión de los neumáticos correcta, para el motor del coche si va a estar parado un minuto, usa el acelerador de forma suave y reduce la velocidad de forma progresiva.

Además, ten cuidado al cambiar de marcha, haciéndolo con menos revoluciones tanto en coche como en moto. Es más, en motos deberías conducir «a punta de gas», donde girarás el acelerador lo justo.

Repostar lentamente y por la mañana

Un truco poco conocido es el de repostar siempre por la mañana. Eso es porque el combustible está enterrado bajo el suelo, el cual se calentará a medida que avance el día, provocando su expansión. En cambio, por la mañana el suelo está fresco y el combustible será más denso, así que tendrás más cantidad que por la tarde por el mismo dinero.

Además, deberías echar la gasolina de forma muy lenta. La razón es que una parte el combustible que se echa demasiado rápido se evapora, perdiendo dinero en el proceso.

Ventanilla en ciudad y aire acondicionado en carretera

Cuando hace mucho calor, hay dudas sobre encender el aire o abrir la ventanilla, ya que ambos aumentan el consumo. Si estás en la ciudad, lo mejor es abrir la ventanilla y no poner el aire. En cambio, en carretera ocurre lo contrario por cuestiones aerodinámicas, donde deberás poner el aire y cerrar la ventanilla para gastar menos.

Mejorar la aerodinámica

Hablando de aerodinámica, es importante cuidarla, ya que una mala aerodinámica aumentará el gasto en un 25%. Para ello, lo mejor es ir con el coche poco cargado, llevando siempre lo justo dentro de él para reducir el consumo de combustible.

Si conduces una moto, utiliza la ropa adecuada. Una cazadora ajustada no solo será más segura, sino que ayudará a reducir el consumo de combustible. También utiliza un casco ligero y ten cuidado al hacer las maletas en un viaje largo.

Escoger bien la ruta

El lugar donde se consume más gasolina es en los atascos, donde llevarás el motor al ralentí y arrancarás muchas veces. Por ello, es una buena idea estar al tanto del estado del tráfico para evitarlos. Por otra parte, en ciudad se consume más que en carretera. Si vives en las afueras, piensa en utilizar las diferentes circulaciones para moverte por ciudad en vez de hacerlo por las calles principales.

Además de evitar el tráfico, también deberías escoger siempre la carretera de asfalto antes que la de gravilla o tierra. De nuevo, las carreteras de tierra tienen un mayor consumo de combustible, especialmente para las motos.

El ahorro de moto en ciudad

Si no puedes evitar conducir por ciudad, deberías optar por conducir una moto antes que un coche. La razón es que el consumo en moto es mucho más bajo. Además, muchas pueden ir por el carril bus y tienen mejor movilidad.

Usar la bicicleta y el transporte público

Finalmente, decirte que la mejor forma de reducir el combustible es utilizar menos los vehículos a motor. En su lugar, utiliza más el transporte público o la bicicleta, la cual puede ayudarnos también a mantenernos en forma.

Siempre que te sea posible, opta por estos vehículos en vez de por usar el coche o la moto, especialmente en estos tiempos. Además, reducirás la huella de carbono y contribuirás al medio ambiente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...