Vivir sin coche; noticia de El País y hasta dónde nos llevará la crisis de España

Hay ciertas noticias que parecen poner énfasis en que deberíamos renunciar a cosas a las que estamos acostumbrados por el mero hecho de que la crisis se haya comido nuestro poder adquisitivo

cohces

Lo cierto es que sigo asombrada con lo que a diario el español tiene que soportar. Si aún no he acabado de caer del burro, como dice el refrán en cuanto a recortes y medidas que acribillan el bolsillo del ciudadano medio, y me siguen sorprendiendo las decisiones políticas. Me siguen dejando sin palabras algunas de las fantásticas ideas que se le ocurren a una patronal que demuestra que entiende de todo menos de trabajo y esfuerzo. O no doy crédito a los despidos colectivos que negocian sindicatos como si cada uno de esos trabajadores que se queda fuera fuese un número más a tener en cuenta. En este caso la sorpresa me llega del sexto poder, porque la prensa a veces, debería pensar dos veces lo de dar nuevas ideas para salir de la crisis.

Al respecto no es la primera vez que hablamos en nuestro blog, ya que en ABC se publicó una noticia de otro ámbito, pero en la misma línea de justificar eliminar ciertos gastos, o ciertas costumbres por la crisis. En aquel caso se hablaba de apostar por los alimentos caducados, que no tenían ningún problema para el consumo humano; ahora se trata de una que nos llega de la mano de El País y que hace referencia a lo mucho que ahorraríamos si renunciásemos a tener coche.

En realidad, he vivido tiempo fuera de España. En esas ciudades fantásticas de Europa en las que uno se mueve en bicicleta. Y si, es fantástico poder no tener coche y moverse con facilidad sin contaminar y sin gastarse ni un euro en gasolina. Ahora bien. España es lo que es. Y cuando hablamos de España no podemos olvidar que no solo está Madrid. Nuestro país es más grande que la fantástica Holanda a dos ruedas, y por suerte o por desgracia nuestra población está mucho más dispersa. Con lo que lo de no tener coche, puede que sea un gran ahorro, pero para la mayoría de los españoles, el coche está lejos de ser un lujo.

Además de la dispersión de la población, en España no tenemos el transporte público que tienen en otros países. Tampoco contamos con la flexibilidad laboral que tienen muchos de nuestros co-ciudadanos. Eso sin olvidar a las familias con hijos, que intentando sobrevivir a ir al trabajo, al colegio, a las actividades extraescolares, y disfrutar del ocio en fin de semana, sin coche, podrían casi escribir una novela de la historia imposible. Vamos, que el coche no es ningún lujo. Y en España, tal y como está formado y configurado nuestro país, hace falta

Que ahorraríamos sin coche. ¡Claro! También ahorraríamos sin vacaciones, sin lavadora o sin calefacción. Y es que al fin y al cabo, lo que se dice vivir, podríamos vivir sin ninguna de estas cosas. Pero de ahí a que podamos entender que lo de tener coche está por encima de nuestras posibilidades, y también somos culpables de empeñarnos para tener uno…. En fin, mejor le ponemos un poco más de sentido común a lo que decimos, que al final, ganamos todos.

Imagen: ReservasdeCoches.com

Vía: El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...