Ventajas del renting que te permiten ahorrar dinero

El renting es una opción que se está imponiendo gracias a sus grandes ventajas. Permite conducir un coche nuevo sin endeudarse, pagando una cuota que incluye todo, incluyendo las averías y gastos de gestión. Además, tiene grandes ventajas fiscales para autónomos y empresas y te permite estrenar coche cada año, además de tener otros servicios complementarios interesantes

Ventajas renting

Antiguamente, lo habitual en un negocio o en una familia era comprar un coche nuevo. Eso sí, ahora mismo, el renting es una opción que cada vez se tiene más en cuenta, tanto en autónomos, PYMES e incluso en personas particulares que no tienen una empresa.

Esto es porque el renting tiene una gran cantidad de ventajas con respecto a la compra de los vehículos. Si tienes dudas sobre si es para ti, deberías conocer todo lo que el renting puede hacer por ti.

Estas son las ventajas del renting

El renting consiste en alquilar vehículos de largo plazo, generalmente a cambio de una cuota mensual. Al estar incluidos una serie de gastos, tiene grandes ventajas económicas, que pasamos a relatar más a fondo.

Ventajas económicas

La mayor ventaja económica del renting es que elimina las barreras de entrada. Antes había que pedir un préstamo para estrenar coche, algo que hacía complicada la puesta en marcha de un negocio. De este modo, podrás estrenar un coche, tanto si es para particular como para empresa, pagando mes a mes y sin una gran inversión inicial.

La segunda ventaja es que el renting incluye la mayoría de gastos que tiene un vehículo. Eso incluye el impuesto de circulación, el seguro, la matriculación e incluso en algunos casos, la gestión de multas y los gastos de mantenimiento del vehículo. También suele tener un seguro a todo riesgo, para disfrutar del coche con mayor tranquilidad, encargándose también de tramitar los partes de accidente.

Otra cosa que preocupa mucho es el tema de las averías y los neumáticos, los cuales traen de cabeza especialmente a los autónomos. Muchos servicios de renting se encargan de reparar cualquier avería, asegurándose que el coche funciona perfectamente, además de cambiar los neumáticos cuando toque.

De este modo, se evita el endeudamiento, además de reducir mucho los costes y permitirte gastar el dinero en otras cosas.

Ventajas fiscales del renting

Aunque los particulares no gocen de esta ventaja, sí que la tendrán los autónomos y las empresas. El renting es 100% desgravable en el IRPF y en el Impuesto de Sociedades, pudiendo considerarse un gasto de la actividad.

Además, se podrá desgravar un 50% del IVA soportado, pudiendo subir al 100% si el vehículo solamente se usa para la actividad profesional, siempre que se pueda demostrar.

Ahorro de tiempo

Hoy en día, el tiempo es oro, especialmente si tienes un negocio. El servicio de reting también se encarga de hacer las gestiones, como por ejemplo de dar partes al seguro o las averías.

De este modo, podrás dedicar tu tiempo a tu negocio o a tu ocio, dejando el mantenimiento del coche a los profesionales. Además, los servicios de renting suelen contar solo con talleres oficiales, garantizando los mejores recambios.

Servicios complementarios

Otra gran ventaja del renting es que trae servicios complementarios que no se incluyen en la compra de un vehículo. Muchas empresas de renting te darán vehículos de sustitución si algo va mal, tarjetas de combustible, tarjetas multi-servicio para peajes y otras ventajas. 

Esto ayuda a ahorrar todavía más dinero, además de trabajar con mucha más tranquilidad si eres autónomo. Nunca te quedarás sin coche y podrás conseguir un mayor ahorro en combustible y peajes, entre otras cosas.

Siempre estrenas vehículo

Tanto si eres autónomo, como si eres particular, el mayor problema que tiene la compra de un vehículo nuevo es su depreciación. Comprarás un vehículo para tu negocio o para tu vida personal con una gran inversión, el cual perderá rápidamente su valor. De este modo, si necesitas un coche nuevo, tendrás que volver a realizar otra gran inversión, ya que tu vehículo ya será antiguo y apenas tendrá valor.

En cambio, con el renting siempre tendrás un coche nuevo. Podrás pagar tu cuota mensual y cambiar de coche cada año o cada dos años, teniendo siempre un vehículo en perfecto estado y con toda la tecnología y comodidades.

Sin duda, esta es una gran ventaja, tanto para empresa como para particulares. Las empresas podrán mantener siempre su flota de vehículos actualizada y dar el mejor servicio sin endeudarse ni hacer inversiones.

Por otro lado, los particulares podrán conducir un vehículo nuevo sin gastar en exceso. Además, podrán cambiar de coche si ocurren cambios, pudiendo cambiar a un modelo más espacioso si se tienen hijos o cambiar a un deportivo si se desea.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, media: 1,50 de 5)
1.5 5 2
Loading ... Loading ...