Transporte económico y sostenible

Coche Compartido

El 34% del petróleo que se consume en España va a dar a los tanques de los diferentes medios de transporte. Casi la mitad de estos vehículos son coches particulares que recorren en promedio 6 km o menos y que llevan un solo ocupante. Todo esto se traduce por supuesto en un aumento innecesario del tráfico y de  las contaminantes emisiones de CO2.

Desde la óptica del conductor de un coche las cosas no marchan mucho mejor; el coche es un medio de transporte caro y contaminante si se usa para distancias cortas y por una sola persona. Mantener un coche cuesta entre 1000 y 3500 euros año y el valor de reventa de éste en ocasiones no cubre ni la mitad del coste de un coche nuevo. Pensando en este creciente problema de las ciudades españolas  aquí ofrecemos dos alternativas diferentes al uso de transporte público que permiten ahorrar y contribuir a disminuir los niveles de contaminación atmosférica:

  1. Compartir coche puede traducirse en un ahorro de hasta 75% en gasolina y peaje. La opción de compartir la puedes usar para desplazarte al trabajo o para enviar a los chicos al cole pero también ocasionalmente par ir a conciertos, partido de fútbol, fiestas o festivales o bien para viajar a otra ciudad. Si el pretexto es no tener con quien compartir el viaje la solución está en los sitios de Internet que han sido creados para este fin; los más seguros y populares son www.comuto.es y www.viajamosjuntos.com ahí podrás adquirir espacios en coches que recorren tu misma ruta o bien ofertar los espacios vacantes en el tuyo.
  2. Vende ese gran y costoso coche y adquiere una moto eléctrica: no contaminan, son prácticas y se recargan en casa; pese al coste de la energía eléctrica necesaria sigue siendo un vehículo que te costará mucho menos mantener incluso en comparación con una moto convencional. Iberdrola ha lanzado al mercado un modelo que presume un coste anual de alrededor de 400 euros lo que equivale a la tercera parte del gasto que representa una Scooter de combustión. Pero estos no son todos los beneficios, aún hay más: el Proyecto Movele creado y gestionado por el  Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE) otorga apoyos financieros para adquirir esta clase de motos que van desde los 362 hasta los 1200 euros.

Así que ya sea compartiendo coche o bien cambiándolo por una moto eléctrica los beneficios financieros y ambientales están a la vuelta de la esquina.

Vía | Ecoticias, IDAE

Foto | Paco Abato

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...