Venecia es un acierto asegurado

Venecia es un lugar ideal para los enamorados según dicta la tradición, pero no hay que olvidar que es una ciudad que tiene uno de los puntos mágicos del arte universal: la Plaza San Marcos, de la que Bonaparte calificó como El Salón más bello del mundo.

Hace tiempo que tengo pendiente un viaje especial con mi pareja. Antes por motivos económicos, otras por cuestiones de agenda, el resultado ha sido que se ha ido posponiendo sine data y los reclamos ya están siendo más que justificados. Así que hemos decidido que ahora ya ha llegado el momento de ponernos a buscar un destino adecuado que nos satisfaga a los dos. En realidad, han ido surgiendo varios nombres que está en boca de todo el mundo, pero nos hemos decidido por los viajes a Venecia por la relación calidad precio que es la más alta del resto de candidatos.

Bella imagen del Palacio Ducal de Venecia realizada en los años 60

Así que como tenemos fecha para mediados de septiembre, ya lejos de la temporada alta, nos sale por un precio más que interesante. Si algo me gustaría señalar de este destino italiano es que es mucho más que los canales y dar un paseo en las idílicas góndolas. Todo ello es cierto y le regala una personalidad única en el mundo. Pero para los amantes del arte, Venecia es un auténtico paraíso como es casi todas las ciudades italianas que tuvieron en la edad medieval y en la edad moderna un importante peso político, comercial o económico.

Pasando muy por encima la cuestión de los canales, de lo que es recomendable no perderse el Gran Canal, con cuatro kilómetros de longitud que divide la ciudad en dos partes. Es, sin duda, el canal más importante de Venecia. Pero hay monumentos venecianos que no se debe dejar escapar. Uno de ellos es el Palacio Ducal que como en un museo al aire libre está situado en la Plaza de San Marcos. Se trata de un castillo construido en el siglo IX y que a causa de un intenso incendio tuvo que ser reconstruido y cambió su utilización de palacio fortificado a fortaleza y prisión. Unos ojos bien entrenados podrá advertir elementos de estilos arquitectónicos diversos como los bizantinos, góticos y renacentistas.  Pero además, en su interior, no solo tiene algunas estancias de un lujo sin igual y de una gran elegancia, sino que tiene obras de genios como Tiziano y Tintoretto.

El Palacio como os comentaba está situado en la que fue considerado por Napoleón Bonaparte el Salón más bello de Europa. Estoy hablando de la Plaza de San Marcos, sin duda, una de las más espectaculares del mundo. Además de dicho Palacio, este lugar idílico tiene en su recorrido la Basílica de San Marcos, el Museo Correr, la Torre dell’Orologio y el Campanile.

Fotografía: tore_urnes

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...