Trucos para planificar tus vacaciones de agosto sin que se te dispare el gasto

Si quieres planificar tus vacaciones en agosto, lo puedes hacer creando un presupuesto de gastos con un fondo para emergencias. Trata de no salirte mucho de él y de ahorrar en gastos como el alojamiento, el transporte y también los gastos en grupo, evitando a los temidos gorrones

Planificar vacaciones de agosto

Estamos ya a finales de julio y muchas empresas cierran en el mes de agosto. Eso significa que mucha gente se va a ir de vacaciones, teniendo muchas de ellas ya los billetes reservados, el hotel y una planificación vacacional para este año. De hecho, este año las cogeremos con ganas, ya que la pandemia está remitiendo y por primera vez se puede viajar de forma más tranquila.

Eso sí, este año podría complicarse. La subida de tipos de septiembre prevé una crisis, la cual se une a la inflación actual y a la subida histórica de los combustibles. Todo esto puede hacer que nos salgamos del presupuesto y nos quedemos sin ahorros para los meses siguientes. ¿Se puede evitar? Pues sí, y lo haremos con estos trucos para evitar que el gasto se dispare.

Trucos para planificar vacaciones de agosto sin derrochar

Si te vas a ir de vacaciones este mes de agosto y no quieres derrochar, te vamos a dar 5 trucos para ahorrar dinero y que no se te descontrole el gasto. Estos trucos se pueden aplicar a cualquier viaje o vacación, así que también te puede valer para las vacaciones de Navidad o de Semana Santa.

Haz un presupuesto con fondos para imprevistos

Lo primero que vas a hacer es un presupuesto. Mucha gente sale de vacaciones y gasta de forma ilógica, sin tener en cuenta los gastos. Este año, si no quieres que se te vaya de las manos, haz un presupuesto con todo lo que puedas gastar.

Detállalo en una hoja de Excel, indicando varios apartados y el máximo de dinero que te puedes permitir gastar. Además, crea un fondo de contingencia para emergencias, como compras inesperadas, cancelaciones de hotel o roturas de vehículo. El fondo de contingencia debería tener al menos el 20% del presupuesto total.

Haz cuentas de todo, incluso del transporte

Si quieres ahorrar y no tener unas vacaciones demasiado caras, revisa las cuentas de todo. En el pasado, lo normal era ir en coche, ya que salía más barato, especialmente pagando entre varios. Sin embargo, ahora la cosa ha cambiado y el tren es más económico, debido principalmente a los precios de la gasolina.

Eso sí, también depende de cómo vayas a hacer las vacaciones. Si vas a viajar a un sitio donde tengas que moverte, debes llevar el coche, especialmente si no está bien comunicado. Si vas a una ciudad bien comunicada o apenas vas a salir del sitio, quizá el tren salga mejor.

Si aún no tienes el alojamiento, hazlo ya

Si ya tienes el alojamiento reservado, hiciste bien. En cambio, si aún no lo tienes, deberías hacerlo ya, pues conseguirás un descuento por la antelación. Eso sí, hazlo con posibilidad de reembolso, por si ocurriera algo que cancelase el viaje.

En cuanto al modo de alojamiento, tienes varias opciones, incluyendo hoteles, camping, hostales o alquiler vacacional. En este caso, se trata de comparar y elegir lo más barato dentro de tus necesidades.

Si tienes casa de vacaciones, revisa los contratos

Las personas con casa en la playa o la montaña para irse de vacaciones son afortunadas, ya que se pueden ir sin gastar dinero en hoteles. El problema es que estas casas suponen una serie de gastos fijos, incluyendo los de la luz y gas.

Por ello, deberías revisar los contratos de la casa con el fin de conseguir una mejor oferta. Por otro lado, no deberías dejar el piso vacío, pudiéndolo alquilar durante el resto del año y así pagarte tus vacaciones.

Crea un fondo común y revísalo si viajas en grupo

Viajar en grupo suele ser divertido. Además de que viajas con tus seres queridos, se dice que a escote nada es caro. Eso implica hacer un fondo común, el cual sirve para pagar gastos grandes donde todos van a contribuir.

Sin embargo, en los grupos siempre hay algún gorrón que se escaquea. Por ello, utiliza una hoja de cálculo para saber exactamente lo que pone cada uno. Además, controla el bote para que nadie se quede con las vueltas después del viaje.

Es más, el fondo no es ni siquiera obligatorio hoy en día. Gracias a aplicaciones como Bizum, cada uno puede pagarse lo suyo y dividir la cuenta rápidamente, evitando así a los gorrones.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...