Precauciones si alquilas un apartamento durante el verano

Durante el verano es la época en la que mayor número de engaños se cometen a la hora de alquilar un piso o apartamento para las vacaciones. Y por ello es cuando se concentran gran número de alquileres, así como las estafas en cuanto al tamaño del inmueble, piscina, ubicación y un largo etc.

Un modo de pasar las vacaciones sobre todo en familia o de cara a que te salga más barato, es alquilar un apartamento durante una semana o quince días en un punto de la península. Por ello hay que tener cuidado que no te ‘timen’ porque durante el verano es la época en la que mayor número de engaños se cometen. Eso ocurre porque es un periodo breve en el que se concentran un gran número de alquileres y los propietarios quieren hacer el verdadero agosto.

Por eso Facua, ha lanzado una alerta, ya que los engaños más comunes en verano se corresponden a todo tipo de incumplimientos del contrato, especialmente con falsas cualidades del inmueble en cuanto a tamaño, número de habitaciones, piscina, ubicación, etc.


Otro timo más común es el de la persona que se hace pasar por la propietaria del piso y pide al inquilino que dé una señal. Y lo hace sin mostrar la casa. El falso propietario promete enviarle las llaves de la vivienda por mensajería en cuanto reciba el dinero del inquilino. Evidentemente el dinero desaparece y las llaves ni el propietario aparecen.

Por lo tanto, como precaución de cara a que no te amarguen las vacaciones o te quedes sin dinero. Si el inmueble se alquila a través de alguna inmobiliaria, es interesante pedirles sus datos. Si el intermediario no es una agencia, sino una persona, hay que pedirle referencias del propietario y tratar de contactar con él para que nos asegure que ese intermediario está autorizado por él para gestionar el alquiler del inmueble.

Si el alquiler se hace por internet, se recomienda guardar las conversaciones por e-mail, llamadas o sms recibidos y una buena medida es solicitar que nos envíe por fax su DNI y una copia de algún recibo domiciliado en el inmueble o, mejor aún, del IBI.

Formalizar un contrato por escrito en el que se especifique el precio, las fechas del alquiler, si existe fianza, la dirección completa del apartamento, los nombres y DNI de arrendador y arrendatario.

Y por supuesto, aunque un apartamento nos parezca un buen chollo es importante investigar bien, puesto que si bien hay grandes ofertas incluso de propietarios privados, nadie regala duros por pesetas.

Imagen | chenines

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...