Consejos para ahorrar en la fiestas

Las fiestas de este año son motivo de preocupación para muchos españoles, por eso es valioso tener en cuenta una serie de consejos que permitirán hacer de esas fechas algo tan especial como cualquier otro año.

Festejos Navidad

Se acercan las fiestas poco a poco y para muchos la proximidad de estas fechas tan especiales se ha vuelto un tema de preocupación ya que la crisis que afecta al país también pone a prueba nuestro criterio a la hora de celebrar en familia, pero lo cierto es que nada es imposible y hay que hacer uso de las estrategias que nos permita nuestra economía doméstica, ya que al fin y al cabo lo verdaderamente importante no son los regalos ni una cena extravagante, sino pasarlo bien y en familia.

Si hay que viajar para reunirse, lo mejor será organizarse para conseguir alguno de los viajes baratos que ofrecen las empresas de turismo, siempre hay opciones que pueden conseguirse pero para eso hay que armarse de paciencia, sobre todo si el plan es viajar en grupo, como ocurre muchas veces para esas fechas. Uno de los principales consejos a la hora de cuidar el bolsillo con estas fiestas que por lo general suelen ser muy costosas es la de fijarse un tope máximo de gastos y no pasarse de eso.

Lo mejor es compartir los gastos en familia, y que cada quien se ocupe solamente de una cosa, para que no repercuta tanto en la economía de nadie y todos puedan tener las mismas posibilidades, quien no tenga demasiado dinero puede en cambio ofrecerse en servicio para hacer la comida, preparar la mesa u organizar los festejos o el baile para después de las 12 campanadas, ya que nunca hay que perder la alegría de la celebración de una fecha que nos permite juntarnos con los seres queridos como en ningún otro momento del año.

Otro punto clave a la hora de hacer valer el dinero es no gastar en lo que no haga falta, buena parte del dinero de muchas familias se van por ejemplo en los fuegos artificiales, los mismos son sumamente costosos y si bien son bonitos duran poco y realmente representa quemar el dinero en unos pocos segundos de luz y de sonido, preferiblemente lo mejor es derivar esos euros a la mesa navideña o a los regalos de los niños. No hay que hacerse demasiado problemas ya que por lo general siempre habrá alguien con un poco más de resto que haya comprado sus fuegos, por lo que luego de brindar la familia puede salir a mirar el cielo y a ver los juegos de luces de los vecinos.

En lo que respecta a la decoración, la mejor de las alternativas es contar con la ayuda de los niños para realizar adornitos y manualidades de todo tipo, se les pueden ofrecer láminas y colores para que hagan carteles navideños o pequeños cartelitos para decorar la mesa navideña o el propio arbolito navideño con nueces o piñas pintadas con esmaltes de uñas, y algunos lazos con cintas de colores o lo que se tenga a mano. A los pequeños les encantará la posibilidad de hacer sus propios motivos y para la familia será un gran aporte de ahorro.

Foto: jlmaral

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...