Cómo ahorrar dinero en las vacaciones en la nieve

Si estás planeando una escapada a la nieve, deberías saber que hay muchos trucos para ahorrarte un buen dinero, y algunos de ellos te los desvelamos hoy.

esquí

Ahorrar dinero se convierte en una de las prioridades de muchas familias en los tiempos que corren. Sin embargo, la palabra ahorrar con vacaciones, casi nunca casa muy bien. Y precisamente ahora, que las vacaciones de invierno están en plena alza, valdría la pena tener en cuenta ciertos consejos para poder salir de escapada de invierno sin tener que gastarnos más de lo que hayamos previsto. En este caso, vamos a analizar algunas ideas que te permitirán que tu presupuesto no se te escape. Así que si te vas a la nieve, toma nota de lo que te contamos hoy.

Aunque habrá ciertas ideas que se mantienen en común con el resto de viajes y escapadas, hay otras que aparecen como únicas, dadas las particularidades de los viajes de invierno. En todo caso, lo ideal es precisamente intentar tener todos los gastos contabilizados como previstos, y luego aparte, tener un pequeño fondo al que recurrir en caso de emergencia. De otro modo, no sumar los denominados gastos hormiga, o no hacer previsiones, puede suponernos un buen susto en las cuentas a la vuelta de las vacaciones.

Ahorrar dinero en escapadas a la nieve

  1. Reserva con tiempo: aunque esto no va a ser siempre posible, ya que en ocasiones no conocemos los días libres que vamos a poder tener, está claro que en el caso de las vacaciones de invierno, por lo estacionales que resultan, adelantarse y hacer la reserva anticipada tiene como premio al ahorro. Así que, si puedes, lo mejor es reservar antes.
  2. Compra online: aunque no es una norma que en internet los paquetes nos vayan a costar menos, sí que es verdad que suele haber una mayor variedad de ofertas, y que sí se busca, vas a poder ahorrarte un buen dinero. Está claro que esas búsquedas requieren de tiempo, pero en este ejemplo de hoy, le hemos dado prioridad al ahorro frente al tiempo que necesitemos invertir.
  3. Busca descuentos extra: en caso de que hayas ya encontrado el plan que querías, y consideres que está al precio más adecuado, deberías echar un vistazo a la posibilidad de que se te apliquen códigos de descuento promocionales como extras. De hecho, si haces una búsqueda online de códigos para la web en la que vas a comprar, o para el sitio al que quieres acudir en caso de compra directa, puede que tengas suerte y te lleves una grata sorpresa.
  4. Viajes para familias: si vas a ir con niños, deberías preguntar por la posibilidad de que duerman gratis en el hotel, por la de esquiar sin coste, o incluso por pases u ofertas pensadas únicamente para las familias y en las que se rebaja de manera considerable el precio final. Si en la web o en la agencia no te las ofrecen, llama directamente a los establecimientos para asegurarte de que tienes el mejor precio.
  5. Clases de esquí infantil: es probable que las clases de esquí te parezcan caras. Sin embargo, en ocasiones resulta mucho más beneficioso y relajante para toda la familia. Un buen presupuesto es aquel que establece prioridades, y la verdad, creo que en un viaje en familia a la nieve, éstas se convierten en una. Piensa que los pequeños no sabrán utilizas los esquís y que enseñarles va a resultar un trabajo exhausto. Además, los profesores pueden ayudarles mejor que tú, les llevarán a zonas específicas para aprender, y estarán con otros niños, con lo que la tarea será mucho más amena. Creo que en este caso, sobre todo si es la primera vez para ellos, no cabe lugar la discusión.
  6. Combina actividades de pago con actividades gratuitas: el esquí, y en general los deportes de nieve no son económicos. Es por eso que en un plan de varios días, en el que la mayoría del presupuesto se te va en esas actividades, hay que buscar otras en las que puedas realmente ahorrar dinero. Así por ejemplo, busca exposiciones gratis, actividades al aire libre que ofrezcan sin coste, museos con puertas abiertas, o simplemente déjate encantar por un paseo a pie en la naturaleza o en la localidad a la que visitas.
  7. Viajar en familia con otra familia: si el viaje pasa a ser una actividad para más personas, las ventajas son mucho mayores. De hecho, podrías ahorrar dinero con los bonos de descuento para grupos, y en cuanto al alojamiento, podrías alquilarte una casa completa en la que estar mucho más cómodos y sobre todo, disfrutar de espacios comunes con los pequeños. ¿Es una buena idea, verdad?

¿Utilizas algún otro tip o consejo para ahorrar en las vacaciones a la nieve que quieras compartir?

Imagen: Milton Jung

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...