El negocio de los cerrajeros: cuidado con olvidarse las llaves

Dejarse las llaves dentro de casa puede transformarse en un gran problema para el ahorro en tiempos de crisis. Algunos profesionales de la cerrajería llegan a cobrar hasta 500 euros por abrirnos la puerta

A veces, nos ponemos a echar las cuentas del mes y nos salen a la perfección. Tenemos todo bajo control: las facturas, la compra del super, el préstamo y la hipoteca y el alquiler. Pero un buen día, por un estúpido descuido, se nos van todas las cuentas de un solo guantazo. Precisamente, dentro de los descuidos más clásicos están los de los cerrajeros, los cuales nos llegan a cobrar auténticas barbaridades por abrirnos la puerta al habernos dejado las llaves dentro.

cerrajeros

Los cerrajeros llegan a cobrar hasta 500 euros por abrir una puerta de seguridad tras dejarse la llave dentro un festivo

Y aunque soy de las que cree que cada profesión debe ser muy libre de establecer sus tarifas, que a alguien común, como ustedes o como yo, nos pasen la suma de 500 euros por menos de media hora de trabajo, duele en el bolsillo, más aún en tiempo de crisis. Aunque claro, la opción sería quedarnos a dormir fuera, o cambiar la cerradura completa, con lo que no es plan.

Sea como sea, parece más que rentable el negocio de los cerrajeros, y aunque tampoco hay que generalizar, porque de seguro que más de uno honesto nos está leyendo, la verdad es que entre desplazamiento, plus por estar fuera de hora, y plus por fin de semana, no me parece que se pueda cobrar a 500 euros la media hora ¿1000 euros por hora de trabajo? ¡Hombre, ni el señor presidente los cobra!

En fin, que reflexiones aparte, lo mejor va a ser que procuremos no hacer estos olvidos de dejarnos las llaves dentro, porque al menos vamos a evitarnos el mal trago, y el temblor de piernas que nos vas a dar ver como nos abren la casa y la cuenta que nos sale después. Un buen truco para evitar estos inconvenientes es dejar un par de llaves de casa en casa de los padres, si no viven muy lejos, o en casa de algún amigo; incluso en el propio coche. Así al menos, si aún poniendo toda la buena voluntad para evitarlo, pasa, tienen una segunda opción.

Y es que en tiempos de crisis, estas cosas que ya eran así antes, empiezan a ser más que importantes porque todos andamos con lo justo para llegar a fin de mes, y cualquier gasto que se sale de lo establecido puede suponer la delgada línea entre pasar sin deudas al siguiente, o quedarnos a mitad de camino. Así que apúntense el consejo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...