Cómo conseguir chollos en los hoteles en cualquier época

Hoy te contamos algunos consejos básicos para conseguir ahorrar dinero en escapadas y vacaciones, ya que te enseñamos trucos para que los hoteles te cuesten menos.

hoteles

Aunque puede que muchos ya hayan agotado sus vacaciones, para otros, lo bueno todavía está por llegar. Precisamente en esta época hay quién ha dejado las reservas para última hora, y se encuentra con que el precio a pagar es realmente elevado en los hoteles y establecimientos hoteleros. Pero como a veces el calendario laboral nos impone las fechas, y tampoco hemos planificado tomar vacaciones en otro momento del año que nos venga mejor, hoy en A Fin de Mes queremos ayudarte a conseguir chollos en los hoteles en cualquier época. En algunos casos necesitarás un poco de planificación y en otros simplemente unos cuantos trucos.

En temporada alta las ofertas se reducen al mínimo porque la demanda hace que el precio se dispare. Sin embargo, aún así, puedes elegir cambiar las fechas analizando un calendario en el que te asegures que viajar no será tan caro, o puedes por otro lado buscar algunos trucos y consejos que siempre funcionan, incluso cuando todo el mundo quiere salir de vacaciones justo en esas fechas. Así que nuestro objetivo de hoy va a ser reservar hoteles a buen precio, y para conseguirlo te invito a tomar nota de todo lo que estamos a punto de contarte, aunque te recomiendo también echar un vistazo a otros de nuestros artículos relacionados sobre cómo ahorrar dinero en tus billetes de avión.

  1. Vacaciones de navidad a principio de año: muchos viajeros quieren tener unas vacaciones natalicias. En ese caso, la mejor opción para ahorrar en los hoteles es la reserva anticipada. Pero no siempre nos es posible saber exactamente cuándo vamos a tener vacaciones. Así que si es tu caso, y quieres viajar en Navidades, aprovecha las aplicaciones que te permiten hacer reservas de última hora. Eso sí, ten en cuenta que si tu medio de transporte no es propio, puede que el presupuesto para esta época se dispare. ¿Lo mejor? Retrasar el viaje unos días, a principio de enero, que es justamente cuando hoteles y billetes caen.
  2. Vacaciones con los niños: aunque puede parecer que va en contra de toda lógica del marketing, lo cierto es que las mejores ofertas en los hoteles en los que las estancias con niños son recomendadas, o los establecimientos de los parques temáticos, aprovechan a lanzar ofertas cuando ellos están de vacaciones. Así que si te planteas una escapada en familia, en la que ellos sean los protagonistas, no vas a tener que romperte demasiado la cabeza. En este caso, es fácil hacerse con descuentos y las promociones de alojamiento con niños gratis abundan.
  3. Vacaciones en la nieve: ocurre lo mismo que pasa en el verano. Todo el mundo quiere ir a esquiar en los meses de invierno. Sin embargo, así como en el primero el mes de agosto dispara los precios de los alojamientos, en el segundo caso ocurre lo mismo con los precios de los hoteles pensados para disfrutar de la montaña. La solución es simple. La nieve no solo cae en invierno. La primavera o el otoño, dependiendo del lugar y del tiempo, pueden ser buenas épocas para irse a practicar deportes. Si además eliges días por la semana, de esos que de repente ponen a punto las estaciones de esquí, te sorprenderá el ahorro que puedes alcanzar.
  4. Vacaciones en verano: ¿cómo se puede hacer para reservar en pleno agosto sin que nos cueste un ojo de la cara la playa? Pues bien, hay varias opciones. La primera de ellas elegir localidades que no estén sobresaturadas de turistas. Siempre son más económicas. La segunda, hacerte con paquetes con todo incluido que quedan sueltos en muchos establecimientos y que tienen precio de temporada baja o media. La tercera, ir a la aventura y probar suerte en los hoteles que tengan habitaciones libres que a esas horas ya no van a alquilar. Y negociar con ellos el precio. No es fácil, pero seguro que consigues una rebaja.
  5. Ciudades con precios estables: aunque no lo parezca, hay ciudades y localidades en las que el precio de los establecimientos apenas cambia. Aunque quizás en temporada baja te parezca más elevado que la media, lo positivo es que en temporada alta se mantiene. Así que si te empeñas en viajar cuando lo hace todo el mundo, pero quieres conseguir un descuento igualmente, ésta es otra de las opciones más interesantes para el ahorro.
  6. Compra colectiva: no podíamos hacer un artículo de chollos en los hoteles en cualquier época sin olvidarnos de este apartado. A veces los paquetes que se venden no nos permiten una reserva en el día exacto y eso es quizás el punto más negativo que tienen. Sin embargo, no es nada que no pueda solucionar una llamada de teléfono.

Imagen: Antonio Tajuelo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...