Comida rápida low-low cost: la última moda de ahorro

Los restaurantes de comida rápida pasan a ofrecer suculentos descuentos y promociones para atraer a un cliente que cada vez tiene menos claro lo de salir a comer fuera por el gasto que supone

Telepizza

Las ofertas especiales se unen a los descuentos y a los menús de ahorro en los restaurantes de comida rápida

La comida rápida ha sido generalmente muy barata. Irnos a un MacDonalds, a un Burguer King o incluso a los restaurantes de pizza de las cadenas internacionales ha estado en nuestras mentes como la opción de ir a comer fuera low cost. Además, casi todos ellos tienen opciones para los más pequeños, con lo que las familias apuestan por ese tipo de ahorro para mantener eso de de vez en cuando ir a cenar en familia a cualquier sitio. Sin embargo, la crisis ha incluso reducido estos encuentros, y las grandes compañías buscan cada vez más fórmulas para no perder a sus clientes, y precisamente de ellas les vamos a hablar a continuación.

Comida rápida low-low cost: la última moda de ahorro

Menús de ahorro: todas las cadenas los ofrecen a un precio reducido, y en todos los casos incluyen lo básico; es decir, en el caso de las hamburgueserías una hamburguesa con bebida y patatas, y en el caso de las pizzerías o de las cadenas de bocatas, el plato principal con los mismos extras. Sin embargo, por lo general, suelen ser platos básicos, más pequeños y que no ofrecen las mismas presentaciones que los del resto del catálogo. Eso sí, apostar por ellos supone un coste medio de 3,40 euros.

Cupones de descuento: cada vez son más los que se pasan a esta opción. Ya sea vía internet o vía folletos, los clientes de los establecimientos pueden comer sus platos preferidos por un coste mucho menos disfrutando de promociones de 2×1 o de helados y cafés gratis con el pedido.

Promociones específicas: las más suculentas son casi siempre las de las pizzerías, que tienen unos precios más elevados. Pero con opciones cómo la actual de 3 pizzas por 15 euros de tamaño mediano, o de 3 pequeñas por 10 euros, sin duda es difícil resistirse a la tentación de una cena rápida a un precio muy asequible.

Regalos directos: a cambio de nuestro pedido, dependiendo de si está o no en promoción, muchas cadenas de comida rápida nos ofrecen la oportunidad de llevarnos algún objeto totalmente gratis, que pueden pasar por los juguetes infantiles, vasos de colección o incluso complementos para llevar a la playa en verano.

Productos a 1 euro: lo del todo a 1 euro funciona. De eso no hay ninguna duda, y precisamente por eso, los restaurantes low cost suman más productos a este tipo de ofertas. Son básicos, sirven para un tentempié y siguen la lógica de que ese euro no va a hacer que la economía familiar cambie.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...