6 Formas creativas de ahorrar dinero en viajes en avión

Si vas a viajar en avión con un presupuesto limitado y no quieres llevarte sorpresas, deberías echar un vistazo a nuestras 6 Formas creativas de ahorrar dinero en viajes en avión.

viajes

Estamos en plena temporada de vacaciones y seguramente muchos de nuestros lectores estén haciendo los últimos preparativos para salir de viaje. Otros ya estarán de vuelta, y los consejos que proponemos probablemente les servirán solo para la próxima ocasión. En todo caso, por si acaso los presupuestos reducidos para viajes se mantienen, y también como medida de ahorro aún cuando la situación económica mejore, hoy te vamos a mostrar 6 Formas creativas de ahorrar dinero en viajes en avión.

Muchos de los consejos que te presentamos seguro que ya los conoces, sobre todo si estás acostumbrado a viajar en las compañías low cost en las cuales es más que habitual que se nos cobre por casi todo, y en las que más atención se presta a los detalles para no contar con gastos imprevistos. En todo caso, hay que tener en cuenta que las compañías habituales se han vuelto cada vez más estrictas con ciertas opciones y también cobran cargos extras por éstas. Así que mejor no arriesgarse a ver si vamos a tener mala suerte y acabamos pagando de más.

6 consejos para ahorrar dinero en viajes en avión

  • Las maletas de cabina: aunque parezca muy obvio, lo cierto es que las dimensiones del equipaje de cabina varían según la compañía, y a veces nos podemos encontrar con problemas por esta razón. Aunque las maletas rígidas son muy cómodas, son las que menos adaptación permiten en el caso de las empresas más restrictivas. Lo mejor es asegurarnos que la que vamos a comprar nos vale incluso en esos casos. O sino, optar por las de tela, que siempre nos permitirán de algún modo cierta flexibilidad a la hora de medirla en los stands que tienen para ello.
  • Amable con la tripulación: la verdad es que a mí no se me habría ocurrido, pero sobre todo en vuelos largos, en los que vas a necesitar un montón de cosas que en realidad tienen un coste, no hay nada como tener detalles con la tripulación de abordo. Si llevas por ejemplo unos bombones, se quedarán tan encantados contigo que podrás olvidarte de pagar por las mantas, por los auriculares, e incluso con un poco de suerte, puede que te encuentres con alguna bebida gratis. Es lo que tiene que poca gente piense en ese detalle, que siempre sorprende al personal y casi siempre da muy buenos resultados.
  • Vuelos con escalas: los vuelos directos son siempre mucho más caros que los que tienen una escala, o incluso dos. Si tienes tiempo, tienes ganas de aventuras y además no te importa hacer estancias cortas antes de llegar a tu destino, puedes optar por aterrizar por la tarde, ver la ciudad ese día y el siguiente, y embarcarte al día siguiente en el vuelo hacia tu destino. Si echas un vistazo a las diferencias de precio descubrirás que en muchos casos puede valerte realmente la pena, y supondrá una aventura muy divertida.
  • Revisa tu equipaje antes de entrar: el hecho de que muchos viajeros se fian de sus maletas y de su buen ojo a la hora de calcular el peso antes de entrar a las puertas de embarque es motivo de costes que podrían haberse evitado. De hecho, si medimos el bulto antes de entrar y lo pesamos en los lugares que hay en el aeropuerto para ello (siempre asegurándonos que las dimensiones sean las que nos indica la compañía con la que viajamos), podremos ahorrar dinero. Es cierto que para facturar sin haberlo previsto en la reserva, te cobrarán un extra, pero este extra es siempre menor que el que te van a hacer pagar en la puerta de embarque.
  • Billetes de ida y vuelta: puede que en ciertas ocasiones te encuentres con que solo necesitas un billete de ida. Y aunque pueda parecer absurdo, deberías echar un vistazo a la misma posibilidad comprando un pasaje de vuelta. ¿La razón? La mayoría de las compañías ofrecen mejores ofertas con ida y vuelta que solo ida, y aunque no siempre compensará sí que es cierto que en ocasiones puede salir mejor de precio comprar un billete para volver que no vas a usar que solo el de ida.
  • Enviar el equipaje por correo: en el caso de los trenes ya se ha puesto de moda como una forma para olvidarnos de tener que subir y bajar maletas. Aunque todo depende a dónde vayas, y lo rápido que lo necesites tener allí, cuando queremos llevarnos muchas cosas, no compensa pagar los kilos extra en las aerolíneas. Además, muchos objetos no se pueden transportar en avión con lo que sería mejor pensar en esta posibilidad.

¿Tienes algún otro truco para ahorrar dinero en viajes en avión?

Imagen: Grand Parc – Bordeaux, France

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...