La patronal exige despido libre el primer año en los contratos indefinidos

La patronal exige despido libre el primer año en los contratos indefinidos con lo que se precarizaría aún más el trabajo que ya no se genera en la actualidad

patronal

Las noticias que nos llegan sobre el mundo del empleo, pese al hecho de que las fuentes de gobierno dicen que ya vamos mejor, no son de momento nada alentadoras. Los números del paro continúan por las nubes, y seguimos teniendo todos los récords de Europa. Pero lo peor del asunto no es que no creemos empleo, que es en sí mismo un gran problema, sino que el que tenemos en la actualidad, y el que parece que vamos a crear en el futuro es en realidad más precario de lo que podíamos pensar, porque si ya hemos visto propuestas de lo más dispares de bajar el salario mínimo para los jóvenes, o generalizar las medias jornadas, hoy nos enteramos de que la patronal exige despido libre el primer año en los contratos indefinidos.

Cabe destacar que en realidad la propuesta no es del todo nueva, ya que el contrato para emprendedores que fomentó la nueva ley que te hemos contado al detalle es lo que formula, ya que los autónomos o emprendedores que contraten a alguien pueden hacerlo de forma indefinida con una prueba de un año tras la cual se puede despedir sin indemnización. Y aunque en el caso de crear empleo y de fomentar la contratación puede ser una buena idea, pensar que todos los contratos serán así como lo plantea la patronal es sin duda rebajar demasiado las expectativas del trabajo en España y crear un futuro incierto, desolador y desde luego en el que pocos van a poder vivir dignamente.

Y es que hay que tener en cuenta que un trabajo indefinido da tranquilidad, da estabilidad y hace que tanto el empresario como el trabajador se sientan seguros y por lo tanto inviertan o gasten en la economía nacional. Si eliminamos la cualidad fundamental de un contrato indefinido el primer año como norma, tal y como se plantea en la noticia de hoy, tenemos entonces que en realidad ese trabajador no se sentirá seguro como para consumir, y el consumo se mantendrá en picado. Al empresario, tampoco le crecerán las ventas, porque el consumo del suyo y de otros trabajadores será contenido. Y esta es la pescadilla que se muerde la cola de siempre. Al fin y al cabo nos necesitamos todos y romper la cadena produce cambios que yo desde luego no quiero para España.

Vía: El País

Imagen: Aristoteles Sandoval

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...