Hoy se fijará un nuevo sistema para calcular el precio de la luz

Seguimos a vueltas con la factura, y en este caso te contamos que hoy se fijará un nuevo sistema para calcular el precio de la luz, que según competencia encarecerá el servicio entorno a un 3%

bombilla luz

El asunto de la luz nos tiene a las economías domésticas más que mareadas. Y es que si ya el 2013 fue un año de sustos y sobresaltos, porque ya encadenamos varias subidas consecutivas, cambios en la duración de las subastas (ahora cada tres meses), y sobre todo la reforma que nos subió considerablemente el coste por potencia de nuestros contadores, el 2014 parece querer empezar aún peor. Y eso que lo veíamos casi imposible. El anuncio de una subida brutal del 11%, ya conocido como el tarifazo, y la acusación a las eléctricas de pactar los precios, hizo que in extremis el ejecutivo frenase y echase atrás el actual sistema del cálculo del coste de la luz para la factura final al consumidor.

La noticia de que hoy el ministro de Industria propondrá un nuevo sistema de cálculo de la luz, que se ha dado además a todo correr, aunque para algunos sea de esas buenas, a mi no me lo parece tanto. Al menos, a la luz de las informaciones que se han colado esta semana en los principales diarios. Según estas, lo más probable es que al consumidor final se le aplique, a partir de enero, una subida del precio de la factura de la luz de nada menos que un 3%, un 2,6% en el consumo y un 0,5% en los recargos por otros términos del servicio. Vamos, que digan lo que digan, la luz sube.

Claro que con tanto revuelo, con tanto hablar del tarifazo y con tanto titular en primera, ahora resulta que los señores del gobierno son los buenos de la película. Y sin siquiera acusar directamente a las eléctricas de haber pactado precios, sino meramente haber hecho una insinuación para justificar la suspensión de la subasta, nos han colado un incremento en la factura de la luz sin que nadie alce la voz. Y es que claro, como iba a ser del 11%, y al final fue solo del 3%, aún tendremos que sacar aplausos y gritos de júbilo.

Yo la verdad, llegados a este punto, recomiendo a nuestros lectores leerse un libro clásico, El Príncipe de Macchiavello, porque aunque en sus tiempos no había luz eléctrica, lo que si había era gobernantes dispuestos a hacer de todo por quedar bien con el «pueblo», pero al mismo tiempo, cumplir sus objetivos finales quedando como los buenos. ¿Has pensado que pasaría, si en lugar de todo este rollo nos hubieran dicho que la luz subía otro 3%? Pues estaríamos todos mucho más cabreados. Una táctica del siglo XV aún en vigor. ¡Qué señor más listo el italiano!

Imagen: Gonmi

Vía: El Mundo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...