España es el único país en el que sube la gasolina

Las bajadas en el precio del crudo han hecho que los combustibles bajen en todo el continente, a excepción de España, en el que sube por impuestos y tasas autonómicas.

subida gasolina

Cuando a los gobiernos les conviene subir impuestos, reducir prestaciones o aplicar reformas laborales o de la jubilación, sacan mano de argumentos europeos del tipo: hacemos lo que es norma en Europa. Sin embargo, cuando se trata de todo lo contrario, de los derechos, de las prestaciones que se tienen por ley, o de las tasas que se aplican solo en España, a nadie le viene a la cabeza que no es coherente seguir por dicho camino cuando se ha defendido que el modelo a tener en cuenta era el europeo. Y eso es más o menos lo que está ocurriendo en este caso con la gasolina.

España es el único país en el que sube la gasolina dentro de Europa. Es más, por la mayor presión fiscal sobre los carburantes, y por las tasas y céntimos que se han aplicado por las Autonomías que deben cumplir con el déficit, en el nuestro, ya pagamos la gasolina un céntimo más cara de media en todo el año 2013. Pero si echamos un vistazo al panorama del continente, ocurre todo lo contrario, porque cabe recordar que el pasado año, con todos los conflictos registrados, el precio del petróleo cayó, así como su cotización en los diferentes mercados de referencia.

Países miembros de la Unión Europea como Alemania, Francia, Reino Unido, Italia o Portugal siguieron justamente la tendencia del mercado del crudo, y permitieron que los ciudadanos disfrutasen en sus territorios de una importante bajada en el precio del carburante. Por ejemplo, en el caso del precio de la gasolina, y siempre utilizando cifras medias, se registraron bajadas de hasta el 5,5%, lo que en la práctica suponen de cara al consumidor final unos nueve céntimos por litro.

Está claro que es lógico que en España los consumidores nos preguntemos tantas veces porqué cuando sube el petróleo, enseguida vemos marcar de más en las estaciones de servicio. Sin embargo, cuando se producen situaciones como la de este año, con un importante abaratamiento del crudo y la caída de la cotización internacional de los carburantes, no vemos la relación tan directa, ya que se aprovecha a colocar tasas e impuestos, y en lugar de bajar como en otros sitios, aquí hasta nos la suben. Y el ejemplo claro es 2013. Pero bueno, como se suele decir, Spain is different.

Vía: El Mundo

Imagen: Rafael Robles L.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...