El impuesto a los depósitos bancarios corresponderá a las Autonomías

El famoso impuesto a la banca que se quitó y luego se volvió a conceder vuelve a ser noticia ya que el ejecutivo ahora aclara que el impuesto a los depósitos bancarios corresponderá a las Autonomías

impuesto bancos

Parece que aquel refrán que dice «dónde dije digo digo Diego» se aplica en nuestro país como anillo al dedo. Y aunque empezamos con el refranero popular este artículo, no vayas a pensar que en realidad tiene menos importancia o es menos actual por ello, porque si eres los que recuerdas las vueltas que se dieron por el famoso impuesto a la banca que algunas Comunidades cobraban y que el gobierno suprimió pagando con dinero del Estado la parte correspondiente que quedaba exenta con la medida, ahora se cambia de nuevo por el criterio de las Comunidades.

Esto no quiere decir otra cosa que tal y como están las cuentas públicas no se pueden permitir precisamente pagar un impuesto extra, aunque si que pueden realmente ponerlo a juicio de las Comunidades, que tampoco están muy boyantes, con cuentas que no cuadran por ningún lado. Sin embargo, si lo hubieran hecho antes, no tendrían que dar marcha atrás, y nos hubiésemos ahorrado una buena cifra de dinero que desde luego en tiempos de recortes podría haberse utilizado para muchas otras cosas. En todo caso, al menos han rectificado, que no es poco…

El nuevo impuesto es optativo, es decir, las Comunidades que quieran aplicarlo, así como aquellas que ya lo tenían podrán hacerlo a criterio propio, y aunque me parece bien, porque en este país uno por veces tiene la clara impresión de que solo se toca el bolsillo del contribuyente de a pie, me empieza a asustar el impacto que podrá tener en «diferido» sobre las economías domésticas, ya que estoy segura de que en ningún caso los bancos van a pagar y punto, sino que de alguna manera van a intentar recuperarlo a través del cliente final.

Así que con la nueva medida ya anunciada por ele ejecutivo, para que no nos pille el toro por los cuernos, para terminar con un refrán como hemos empezado, habrá que estar particularmente atentos a los costes por comisiones, y si cabe, echar un vistazo a las muchas entidades que empiezan a aplicar tasas cero o cuotas muy reducidas por las cuentas corrientes o las cuentas nómina. Porque a este paso, lo que nos falta es que a alguien se les ocurra la tasa por respirar, y llegados a este punto no me extrañaría que nos la cobraran solo a los de siempre.

Vía: El Economista

Imagen: ArchiM

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...