Aumenta la morosidad hipotecaria de los españoles por la crisis

Parece que las cosas en realidad nos dicen que va mejor, la realidad de las economías domésticas es otra porque aumenta la morosidad hipotecaria de los españoles por la crisis

moroso

Aunque todos estos meses hemos estado viendo como algunos datos fiscales nos informan de que los españoles nos endeudamos mucho menos, sobre todo en lo que tiene que ver con el consumo, y por ello precisamente la economía se encuentra casi plenamente estancada encontrando la única salida de crecimiento empresarial en el exterior. Sin embargo, parece que mientras reducimos el consumo por una crisis que no se quiere ir, lo que no podemos hacer es reducir la cuota de la hipoteca, que en la actualidad ahoga a muchísimos ciudadanos.

Tanto así que hoy nos levantamos con la noticia de que aumenta la morosidad hipotecaria de los españoles por la crisis, y la verdad es que se dispara a términos que no vivíamos en España por todo lo que nos está ocurriendo con las economías domésticas, que en menos de tres años han perdido buena parte de su poder adquisitivo por subidas de impuestos, bajadas de salarios, recortes en servicios y por supuesto por el alto nivel de desempleo que estamos acumulando.

El dato es particularmente alarmante, porque en realidad es superior al 5%, del 5,04%, que era una especie de techo del que no habíamos pasado nunca. Más alarmante aún es el hecho de que ha aumentado nada menos que un punto completo en los últimos tres meses, lo que implica que aún con las mejoras relacionadas con la estacionalidad del empleo, en realidad no hemos logrado en ningún caso que las economías domésticas noten esa mejoría que en los mercados financieros macro y empresariales comienza a apreciarse.

Para los que no se creen todavía que la cosa está tan mal, cabe destacar un histórico de datos de morosidad por las hipotecas, que en el caso español nos arroja conclusiones realmente alucinantes, como lo es el caso de 2006 cuando el índice era algo residual y casi todos los españoles las pagaban con regularidad, dejando una cifra del 0,4%. En 2008 la cifra aumentó hasta el 1%, y desde entonces no hemos hecho sino notar que la cuesta es hacia arriba, y las consecuencias están sobre la mesa.

El problema se agrava en el caso español, que cabe recordar que no aprobó en ningún caso la dación en pago y que quien asume una deuda por la casa, lo hace aún con las consecuencias de quedarse sin ella por impago y asumir parte de la deuda con otros bienes de su propiedad. Injusto, pero real.

Vía: El Mundo

Imagen: Daquella manera

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...