Usos alternativos de los productos para bebés

Los niños pequeños requieren de ciertos productos infantiles que en realidad tienen más de un uso y que podrían sustituir a alguno de los que compramos para nosotros.

productos bebes

Seguramente con niños en casa, los gastos se hayan multiplicado. En A Fin de Mes no es la primera vez que hablamos de los cambios financieros que se producen en una familia que se decide a tener un bebé, pero esos no deberían tampoco ser motivo para echarse atrás una vez la decisión está tomada. De todas maneras, siempre podemos recurrir a trucos que nos ayuden a ahorrar dinero, como por ejemplo, aquellos que tienen que ver con el doble uso de algunos productos específicos para ellos. Y de eso es de lo que te queremos hablar hoy en nuestro blog.

Es más, los usos alternativos de los productos para bebés, parecen ser algo de lo más interesante, ya que te permiten por un lado gastar los excedentes cuando los niños ya no los necesitan más; y por otro, utilizarlos contemporáneamente al niño evitando así comprar otros productos que de uno u otro modo sumarían más dinero a las compras para el hogar, o resultarían más caros de los que lo son las alternativas infantiles. Así que pasemos pues a entender todo lo que puedes hacer con productos para bebés y que no sabías tenía ese segundo uso. ¿Quieres conocer esos secretos?

  1. El talco para bebé: aunque pueda mantenerlo seco y con un fresco aroma, al talco para bebé podemos darle otros usos. Así por ejemplo, se convierte en un perfecto aliado para preparar un champú en seco, al tiempo que es ideal para aplacar los brillos y la grasa excesiva propia de la piel adulta.
  2. Los aceites de bebés: aunque han sido confeccionados para su piel como especiales por lo sensible que la tienen, nada impide que puedas utilizarlos también en la piel adulta. Además, contienen más grasas que los que utilizamos habitualmente, con lo que el poder de hidratación, así como de la sensación de suavidad que producen, será mayor. Por si fuera poco, son ideales en heridas ya curadas o en zonas irritadas en exceso. También puedes utilizarlos para eliminar fácilmente machas o por ejemplo los tattoos temporales que les gustan a los niños.
  3. Toallitas para bebés: al igual que el resto de productos, han sido confeccionados pensando en la piel sensible de los niños, pero precisamente por eso, podemos utilizarlas en cosas de adultos sin nada que temer. Limpiar una mancha que acabamos de tener, como desmaquillantes, o simplemente para eliminar los restos de suciedad en el rostro antes de irnos a dormir. En la casa, también pueden servir como servilletas húmedas en los casos en los que se requieran.
  4. El espacio de juegos: cuando los pequeños crezcan y ya no necesiten ese lugar que has comprado en el que podían jugar en un espacio más o menos grande, pero cerrado para mantenerlo seguro, podrías utilizarlo para que fuese el nuevo hogar de una mascota. Especialmente recomendado en el caso de conejos o coballas, a las que les sentará como verdaderos reyes. Reutilizarás, y seguro que tu niño, ahora más crecidito, estará encantado con su nuevo amigo peludo.
  5. Potitos: si ya no vas a utilizar unos potitos dulces, o más bien los pequeños han decidido que ése no es su sabor favorito y no se lo quieren comer, no los tires. Con ellos puedes preparar deliciosos postres o batidos, ya que en la mayoría de los casos se trata tan solo de una combinación de pulpa y zumo de fruta con agua, conservantes y algún espesante.
  6. Bálsamo para bebé: los bálsamos para bebés normalmente han sido confeccionados para poder tratar pequeñas heridas y rozaduras en su piel tan sensible. Pero si te ha sobrado, y tu peque ya no lo usa, o no tienes a mano las cremas necesarias para tratas eczemas, heridas, o roces de zapatos o prendas, puedes probarlo sin miedo, ya que tiene una fórmula muy hidratante y cicatrizante que ayudará a que pase el dolor y a que te cures.
  7. Colchón infantil: si tu peque ha ya crecido, y no lo necesitas más, pero en tu familia hay quien tiene niños pequeños y es probable que algún día te visiten, deberías buscarle un sitio en el trastero, ya que podrías necesitarlo. Y antes de tirar las cosas, ya sabemos que debemos buscarles al menos un uso alternativo con una segunda oportunidad.
  8. Colgantes infantiles: si eres de esas personas creativas a las que les gusta reconvertir objetos, creo que esta idea te encantará. Lo único que tienes que hacer es reinventar los colgantes infantiles que un día entretuvieron a tu hijo para colgar tus propios accesorios. En el caso de las corbatas y de los collares, quedará realmente espectacular.

Imagen: Frank Avitia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...