Una mansión ecológica con escasos gastos de facturas que cuesta 3,2 millones de euros

Lo ecológico y adecuado para el medio ambiente implica un menor gasto doméstico y la reducción de emisiones en el largo plazo. Sin embargo, tenerlo todo sale muy caro como demuestra una mansión con cero gastos pero de 3,2 millones de euros.

medioambiente

Últimamente, sobre todo tras la Cumbre del Clima en París se está hablando mucho de medioambiente y lo verde comienza a dejarse notar en España. Aunque muchos países de nuestro entorno van mucho más avanzados que nosotros al respecto, es cierto que poco a poco en España se empieza a crea conciencia ecológica. En parte por el ahorro que supone para los hogares, en parte porque realmente no tendremos un futuro mañana si no nos preocupamos hoy. Sin embargo, la innovación y la tecnología que hacen posible que el gasto de las viviendas se concentre en renovables no son siempre de lo más económico del mercado. ¡Y sino que se lo pregunten a los que han propuesto una mansión realmente ecológica que sale con un precio de 3,2 millones de euros!

No nos equivoquemos y vayamos a pensar que todas las viviendas que incluyen mejoras en el día a día relacionadas con la tecnología para mejorar su consumo tienen este desorbitado precio. Pero la realidad es que lo ecológico empieza a ponerse de moda, y cuando unes gasto cero, energías renovables, diseño de vanguardia y viviendas bajo el suelo con cúpulas de luz natural, el precio se eleva hasta la cantidad que hemos citado anteriormente. Y aunque probablemente ni tú ni yo podamos pagarla, lo cierto es que seguro que te pica la curiosidad por saber qué es lo que la hace tan especial. ¿O no?

La mansión ecológica de los 3,2 millones de euros es obra de Huntsmere y NC Homes, dos grandes empresas británicas dedicadas a la construcción de viviendas de lujo orientadas a las nuevas apuestas del mercado. Ellas mismas detectaron ya hace unos años que la preocupación de los millonarios por el medioambiente y lo positivo que resulta para su propia imagen personal está en alza. Quizás fue eso lo que les inspiró para crear esta propuesta en la que la vivienda se reparte en dos plantas que se encuentran bajo tierra. ¿Vivir en un sótano por ese precio? En realidad el concepto hará que te olvides que te encuentras enterrado. Gracias al diseño de varias cúpulas circulares de luz natural, la distribución de ésta por la casa resulta uniforme y en ningún caso se da la sensación de no tenerla.

Una casa a la que no le falta de nada

Para venderse a una cifra como ésta, la mansión ecológica de lujo tenía que ofrecer mucho más que energías renovables y una situación bajo tierra que mejora su eficiencia energética. En realidad, el piso más cercano a la superficie es el principal. El segundo piso también tiene luz natural por el mismo método que te planteamos en el párrafo anterior, pero cuenta con una piscina climatizada gracias a la energía del interior de la propia tierra a la que se puede acceder, si no hay invitados porque es la zona pensada para ellos, por un tobogán en la planta de arriba. Ese tobogán te lleva directamente al agua, con lo que en el sueño que tienes ahora en mente, más vale que estés en bañador.

En la parte inferior están las habitaciones de los invitados, que en caso de querer ahorrarse el chaparrón también podrían utilizar las escaleras. Además, esa zona cuenta con un jacuzzi al igual que tiene disponible un gimnasio personalizado en el que no olvidarse de ponerse en forma. Pero, no se puede presumir de una vivienda ecológica como ésta sin el entorno adecuado. La casa está rodeada de jardines y de bosques con un espacio verde en el que dejarse inspirar por la propia naturaleza y vivir con la calma y tranquilidad que muchos ansían.

Respecto al resto de tecnologías que convierten a esta mansión millonaria en la vivienda perfecta para aquellos que tengan el dinero y quieran hacerle un gran favor al medioambiente hay que destacar su bomba de calor geotérmica, las instalaciones de recolección de aguas pluviales para su posterior uso y ahorro en el consumo corriente de agua, un sistema de tubo solar para mantener el agua caliente, y poder utilizarla en el aseo personal. Además, la iluminación que se ha utilizado para dotar de luz artificial a la casa y conseguir así poder estar en ella incluso cuando ya no hay sol consume un 80% menos y el sistema de recuperación de calor permite aprovechar cualquier resquicio de temperatura para revertirlo en la estructura del hogar. Todo lo demás se consigue gracias a su estructura enterrada con la que logra una mejora notable en cuanto al bienestar térmico.

Vía: El Economista

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...