Trucos para ahorrar energía en la cocida

Hoy en día, las cocinas han dado un salto grandísimo para preparar o calentar un plato, se emplean hornos y microondas, placas eléctricas, de gas e inducción así como ollas rápidas y cazuelas que nos evitan gastar más energía de la necesaria.

Tapar la cazuela evita desperdiciar el calor

Hoy en día, las cocinas han dado un salto grandísimo para preparar o calentar un plato, se emplean hornos y microondas, placas eléctricas, de gas e inducción así como ollas rápidas y cazuelas que nos evitan gastar más energía de la necesaria.

Con las nuevas tarifas, al alza, obligan a pensárselo dos veces antes de encender la vitrocerámica o el horno y sobre todo adquirir hábitos que nos eviten derrochar la electricidad así por así. Y con unos simples trucos evitaremos gastar más de lo normal.


Por lo ejemplo, a la hora de preparar el cocido, un guiso o una salsa, es muy importante tapar siempre la cazuela. Este sencillo gesto permitirá que el calor se acumule con rapidez en su interior y que el contenido comience a hervir en poco tiempo y por lo tanto habrá menos gasto de energía.

El mejor modo de ahorrar tiempo y dinero en las cocciones largas es utilizar la olla rápida, a presión o exprés. Aunque a veces intimidan sus sonidos y el vapor que expelen, lo cierto es que son grandes aliadas de la economía doméstica y supone un gran ahorro.

Por otro lado el horno de hecho, es el aparato que más energía consume. La buena noticia es que muchas de las recetas que se elaboran en él pueden hacerse de una manera muy similar en cazuelas bajas con tapa o sartenes con tapa.

También un método infalible para ahorrar tiempo y energía es la coordinación con los alimentos. Planificar el menú antes de encender los fuegos, aprovechar el calor y seguir una rutina coordinada es fundamental para evitar derroches de energía.

Imagen | jovengandalf

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...