Trucos para ahorrar en la cocina con el congelador

Hacer más raciones y congelarlas o comprar en oferta y mantener guardado para una temporada. Hoy te damos algunos trucos para ahorrar en cocina y con el congelador.

congelador

Ahorrar dinero en el día a día es la meta de muchos de nosotros, sobre todo con una crisis que no parece estar convencida de abandonarnos de una vez por todas. Precisamente por ello, las cosas más básicas, las de todos los días, se convierten en las que más la atención nos llaman a la hora de estirar el presupuesto. Aunque en A Fin de Mes no es la primera vez que te hablamos de la posibilidad de ahorrar dinero cocinando, en este caso concreto queremos hacer referencia al uso del congelador. ¿Conviene hacer raciones grandes para luego congelarlas? ¿Hay alimentos que es mejor no congelar porque pueden estropearse? ¿Podemos congelar y descongelar las cosas sin que pase nada?

Todas esas dudas, y algunos truquillos idóneos y fáciles para que saques partido de tus mejores dotes de cocinero, al tiempo que ahorrar dinero y por supuesto horas en los fogones van a ser los protagonistas del día de hoy. Aunque seguramente algunos ya los conozcas, puede que tú tengas otros que aportar, algo a lo que siempre animamos a nuestros lectores ya que podéis hacerlo en forma de comentarios. De ese modo, todos los otros usuarios que entren, podrán beneficiarse de vuestras creativas ideas.

Uso y abuso del congelador

Es cierto que el congelador consume energía para funcionar. Eso hace que en realidad haya que pensar dos veces si preparar más cantidades de las que necesitamos de comida compensa a la hora de utilizarlo para otras ocasiones. Yo particularmente, utilizo casi siempre un truco muy simple para ver si me resulta rentable. ¿Cuánto tiempo me lleva preparar el plato que quiero congelar? ¿Se pueden comprar los ingredientes de ese plato para prepararlo de forma individual? Cuando alguna de las dos preguntas resulta tener una respuesta como mucho ó no, entonces no dudo sobre la necesidad de sacar provecho del congelador.

Otra de las opciones que nos ofrece el congelador a la hora de ahorrarnos un buen dinero es precisamente la de poder comprar en mayores cantidades aprovechándonos de mejores precios. O la de comprar más cosas de las que necesitamos, porque están en oferta, con el objetivo de continuar ahorrando en la cesta de la compra. En ninguno de los dos casos debería preocuparte el consumo. Al fin y al cabo, lleno o vacío te va a suponer un gasto, y aunque lleno sea mayor, creo que el ahorro que puedes obtener de esos dos modos lo acaba casi siempre compensando.

Productos que no puedes congelar y descongelar sin que se estropeen

Sin embargo, cuando buscamos utilizar el congelador para ahorrar dinero, debemos prestar particular atención a los productos que sí se estropean al romperse la cadena de frío. Lo ideal es no tener que descongelar más que aquello que se necesita y para ello te daré algunos consejos en el siguiente apartado. Pero ahora, vamos a centrarnos en aquello que no deberías congelar nunca una vez lo hayas descongelado:

Carnes: tanto la carne roja como la de pollo, puede ser congelada sin ningún problema. Sin embargo, una vez sacamos una pieza completa del congelador y la ponemos a temperatura ambiente, no podremos volver a guardarla en éste, ya que se ha roto la cadena de frío y eso afecta a todas las proteínas de ésta que pierden sus propiedades e incluso podrían resultar dañinas.

Helado: cuando saques un helado del congelador y esté a temperatura ambiente, tampoco podrás volverlo a congelar. En este caso, sí que se puede consumir sin problemas para la salud, pero la textura jamás volverá a ser la misma, y en muchos casos, acabarás por tirarlo a la basura.

Concentrados de zumo: esos concentrados que tan de moda se han puesto no pueden volverse a congelar una vez los sacamos de la cadena de frío. En este caso, la razón es simple, la fermentación comienza a producirse, y cuando lo saques del congelador por segunda vez estarán estropeados y no podrás consumirlos.

Soluciones prácticas para congelar alimentos

Para evitar todos esos percances que nos pueden ocurrir con algunas comidas, lo mejor es poner en orden nuestra cocina y nuestro congelador. Lo ideal es que cuando congelemos la comida, lo hagamos en pequeñas raciones, justo aquellas que nos hacen falta. De ese modo, no nos arriesgamos a sacar más alimentos de los necesarios, ni tampoco a que acabe por romperse la cadena de frío que es la causante de que luego se pierda esa comida.

Con respecto al helado, lo mejor es comprar una cuchara profesional y servirlo apenas lo saquemos del congelador para introducirlo de nuevo en éste sin que apenas pase tiempo y surjan las consecuencias.

¿Utilizas algún otro truco para ahorrar dinero utilizando el congelador en tu cocina?

Imagen: francois schnell

Vía: Lifehacker

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...