Trucos básicos que sí funcionan para reducir la cuesta de enero 2022

Para reducir la cuesta de enero, hay algunos trucos que te servirán. Lo primero es planificar los ingresos y los gastos, reduciendo los gastos superfluos. Para gastar menos, haz planes de ocio de bajo coste en familia, aprende a cocinar para no comer fuera, vende lo que no uses y evita ir de rebajas, reutilizando la ropa vieja en su lugar

Reducir cuesta de enero

A todo el mundo le gusta la Navidad, ya que es una época de vacaciones, estar en familia y de pasarlo bien. Eso sí, las fiestas traen una «resaca» particular conocida como cuesta de enero, la cual es especialmente dura en 2022.

Este año es dura porque no se ha podido ahorrar tanto, además de enfrentarnos a una subida del IPC. Además, muchas personas gastan demasiado dinero en Navidad, complicando mucho las cosas. Por suerte, hay algunos trucos para poder «escalar» mejor esta cuesta y recuperarnos económicamente.

Cómo reducir la cuesta de enero

Para reducir la cuesta de dinero, debemos volver al estilo de vida austero, es decir, al modo de ahorro que tenían ya nuestros padres y abuelos. Esto puede sonar duro, pero es más fácil de lo que parece. En concreto, te vamos a dar algunos consejos para hacerlo incluso sin darte cuenta.

Come en casa y aprende a cocinar

En estos tiempos que corren, estamos acostumbrados a la comida preparada y a domicilio. Tenemos cientos de aplicaciones que nos traen directamente el plato a la mesa, algo muy útil para los días de pereza en los que no nos apetece cocinar. Además, los supermercados están llenos de comida preparada, la cual solamente hay que calentar.

El problema es que esta forma de comer es más cara que la tradicional, además de ser menos sana. En lugar de comprar precocinados, comer fuera y pedir comida a casa, deberías comprar la comida cruda y cocinar tú mismo. 

Al final, puedes hacer recetas sencillas y deliciosas por muy poco dinero. Simplemente necesitarás algo de tiempo, algo de paciencia y aprenderte alguna receta de cocina. Puedes empezar por las más sencillas e ir innovando, algo que también sirve como pasatiempo.

Al final, comerás por mucho menos dinero, de forma más sana o incluso más deliciosa. Podrás recuperar los sabores y esencias tradicionales de las recetas de nuestras abuelas, sin recurrir a los potenciadores de sabor ni al glutamato monosódico de la comida industrial.

Vende lo que no usas y recicla para reducir la cuesta de enero

Muchas veces compramos demasiadas cosas, especialmente ropa. Por suerte, siempre se pueden vender en tiendas de segunda mano todo lo que no utilizamos, sacando un dinero extra que nos vendrá muy bien para cuadrar las cuentas.

Hablando de la ropa, no es necesario que te vayas a gastar dinero a las rebajas. Seguramente tengas ropa que ni sabes que tienes, la cual estará guardada en el altillo o en el fondo del armario. Muchas veces, incluso está sin estrenar, así que puedes llevarlo como si fuera nuevo en lugar de gastar más dinero.

Planes de ocio low cost y en familia

Además de gastar dinero en comer fuera, también es habitual gastar dinero en ocio. Mucha gente pasa los días en las terrazas de los bares o haciendo viajes caros, algo que se llevará todos tus ahorros.

Si pasas por un apuro económico, vuelve a los planes de ocio de bajo coste. Puedes ir a dar un paseo al aire libre, hacer deporte y también disfrutar de viejas películas que tengas por casa.

Lo bueno es que el ocio de bajo coste se puede hacer en familia. Si tienes hijos, puedes probar con juegos de mesa, cuentos o incluso inventarte creativas manualidades para hacer todos juntos. ¡Lo pasarás de miedo y no gastarás ni un céntimo!

Planifica

Todo esto es inútil si no se planifican los gastos, ya que corremos el riesgo de gastar lo ahorrado sin darnos cuenta. Para ello, utiliza una hoja de cálculo para saber los ingresos y gastos de enero, ajustando tu economía a lo que tengas y eliminando todos los gastos superfluos que puedas.

Anticiparse a la cuesta de enero o cómo evitar que te vuelva a pasar lo mismo el año que viene

Si todos los años te pasa lo mismo, no te engañes, la crisis sanitaria no tiene la culpa. Para corregirlo, es importante ser más previsor, tratando de llevar un año más austero y llegando a Navidades sin deudas y con unos ahorros por si ocurren imprevistos.

En realidad, se trata de apretarse un poco el cinturón todo el año, planificar y luego no gastárselo todo durante las fiestas. Si haces eso, la cuesta de enero será totalmente llana y la subirás sin problemas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...