¿Qué aspectos debemos tener en cuenta al contratar un Seguro de Hogar?

Con la crisis, hemos eliminado muchos de los seguros que teníamos por quitarnos liquidez y ser poco rentables. En este caso analizamos los aspectos de un buen seguro de hogar.

mapfre

Cada vez nos preocupan más los gastos domésticos por el hecho de que las economías domésticas tienen cada vez menos ingresos. Sin embargo, la verdad es que en muchos casos hemos tenido que eliminar cosas que luego nos pasan factura en caso de algún imprevisto. Por ejemplo, los seguros del hogar han sido uno de esos gastos a los que muchas familias españolas han renunciado precisamente por no poder colocarlos como una prioridad ante otras mayores. Pero parece que muchos se han dado cuenta más tarde del error, y otros, quieren estar seguros de que no les ocurrirá ningún mal mayor sin al menos tener un seguro que responda de ellos. Así que dado que el tema está en el candelero, hoy en A Fin de Mes nos preguntamos ¿Qué aspectos debemos tener en cuenta al contratar un Seguro de Hogar?

Quizás lo primero que nos viene a la cabeza hablando de Seguros del Hogar es el hecho de sí lo necesitamos o no. Un seguro nunca está de más, eso es cierto, pero leer la letra pequeña del que pretendemos contratar es fundamental para asegurarnos de que es lo que necesitamos. Así, no tiene sentido cubrir daños por filtraciones si por ejemplo vivimos en segundo piso en el que la comunidad se haría cargo de las filtraciones del tercer piso; y resulta fundamental hacerlo en un primero con terraza en el que la comunidad no se hace cargo. Cada caso es diferente, y precisamente en el análisis de las coberturas de forma individual estaría la razón de sí de verdad le vamos a sacar partido o no.

Lo que debes tener en cuenta al contratar un Seguro de Hogar

  • Coberturas: esto es lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de contratar un seguro. Ninguno es igual a otro. La verdad es que hay que analizarlos en profundidad. Cada compañía nos ofrece sus propias bases y lo que tenemos que revisar es precisamente el hecho de que a nosotros nos vengan bien. En todo caso, aunque nos cubra todo aquello que queríamos o esperábamos, aún hay otro aspecto importante a valorar, que viene siendo el del segundo punto.
  • Exclusiones o cláusulas restrictivas: vendría a ser la letra pequeña. Aunque nos parezca que por las coberturas que tiene nuestro Seguro Hogar que hemos seleccionado es el ideal, la verdad es que muchas compañías colocan exclusiones importantes en ellas. Así, antes de darte por satisfecho léelas con atención. En caso de que no te convenzan, o tengas dudas, pregunta. Y lo mejor es tener una respuesta por escrito, en caso de que luego haya dudas.
  • Indemnizaciones que se aplican: la verdad es que no solamente se trata de que el seguro cubra el daño para convertirse en un buen Seguro de Hogar. De hecho, el daño que cubren, o la indemnización que nos corresponde resulta fundamental para poder considerar la propuesta. Por lo general, a primera vista, nos parece mucho dinero, pero las obras, las rehabilitaciones o los daños personales pueden ser mayores. Lo mejor para saber si dicha indemnización es la correcta es precisamente comparar con otros similares en el mercado.
  • Tecnología a salvo: aunque no todos los seguros incluyen la cláusula completa como tal, muchos de ellos sí que la ofrecen. A día de hoy la tecnología se ha convertido en una parte fundamental de nuestras vidas. Así, si algo se estropea, al menos saber que el daño queda cubierto es una condición segura para mantener nuestra vida normal, tanto a nivel laboral como a nivel personal. Fíjate bien en el detalle, y si cubre los daños en móviles, ordenadores y aparatos eléctricos, considéralo como positivo. O al menos, ten en consideración el pago extra que tiene, porque es uno de los daños más útiles.
  • Cosas que necesitan mención específica para ser cubiertas por los Seguros de Hogar: aunque en muchos casos no hace falta mención específica a cada uno de los daños que se van a considerar y basta la mención al rango de artículo al que se refieren, en otros, en caso de que no se mencionen tal cuál, quedan completamente excluidos de las coberturas. Entre esos, podemos destacar por ejemplo los objetos que pertenecen a terceros, las colecciones de arte o las joyas y prendas de piel.

Como ves, no es difícil saber si un Seguro de Hogar nos conviene o no. Pero sí que es cierto que el usuario debe invertir bastante tiempo en hacerse con la mejor de las opciones. En todo caso, creo que si estamos dispuestos a pagar por daños y problemas que podamos tener en el futuro, es importante buscar ese tiempo para asegurarnos de que todo lo que queremos se cubre y no tener la sensación de que tiramos el dinero por la borda. ¿No te parece?

Imagen: kurtxio

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...