Productos de marca blanca que parecen muy lujosos

Las marcas blancas ya no son lo que eran. Ahora la apuesta por la calidad es máxima. Si quieres disfrutarlas, hoy te damos algunas ideas de cómo elegir este tipo de productos.

marca blanca

Sobre los productos de marca blanca llevamos años hablando. Y la verdad es que, desde que se comenzó con ellos, hasta el día de hoy, mucho han cambiado las cosas. Me refiero a todos los sentidos. La demanda está en alza, la calidad es muy superior a la de los comienzos. Y la creatividad se deja ver en muchos de los productos preparados que nos encontramos. Envolverlos en lujo empieza a ser una teoría de algunas grandes superficies. Y es muy fácil dejarse tentar. Son un lujo que te puedes permitir.

Particularmente, y aunque la redundancia no parezca justificada, reconozco que me encantan los productos de la serie Deluxe de Lidl. Casi todo lo que pruebo con ese sello, está bueno. No importa si son las pastas, las salsas de tomate italianas, las mermeladas que combinan con casi todo, las legumbres que están exquisitas, las croquetas o los congelados de todo tipo. Sin embargo, el precio no es lo que más destaca. Cuestan más que las marcas blancas, aún estando de oferta. Eso sí, vale la pena comprarlos. Y como es una moda que no solo aplican desde el supermercado alemán, hoy quiero compartir contigo un listado de productos de marca blanca muy lujosos.

5 productos de marca blanca que son un lujo

  1. Sal marina en escamas: la hay en varios supermercados. Y la verdad es que se nota muy distinta, tanto al gusto como al tacto en las comidas. Desde que la he probado, no la cambio por la de siempre. Además, los expertos dicen que es mucho más saludable. La encuentras en cientos de versiones, y si te fijas, las de marca cuestan casi el doble. Es verdad que no son un producto con el que parezca que vayas a cambiar un plato, pero te aseguro que algunos de ellos serán completamente diferentes si apuestas por este producto de lujo. ¿Un buen ejemplo? Las ensaladas y el pulpo a la gallega.
  2. Pimientos del piquillo DOP en conserva: también los encuentras en muchos supermercados comercializados con la marca blanca. En realidad, lo importante no es la marca, sino la denominación de origen. Si la tienen, aunque cuesten un poco más, notarás la calidad. Además, son un producto de esos versátiles que te permiten hacer un montón de recetas de esas modernas que cuestan un ojo de la cara en cualquier restaurantes. Acompañados de una buena tosta de jamón serrano, o incluso rellenos de marisco son una opción perfecta para estas Navidades. Y esto sí que es un lujo a tu alcance.
  3. Boletus en aceite de oliva: existen muchas versiones, pero debes prestar atención a los ingredientes con los que se elaboran. Sobre todo, huyendo de los ácidos. Concretamente, una de las mejores versiones la tiene Carrefour. Y con ellos puedes preparar casi cualquier cosa. Particularmente, yo que soy muy de cocina italiana, los echo en la pasta fresca con un poco de esencia de trufa, ajo picado y un toque de cayena. Están mejor que los de cualquier restaurante italiano de lujo. ¡Pruébalos y convéncete!
  4. Trufas belgas: se han puesto muy de moda, y aunque hay que ser muy fan del chocolate más natural, si te gustan, son muchos los supermercados que las ofrecen a un precio único. Es uno de esos lujos que te puedes permitir en Navidades, pero también durante todo el año. Eso sí, en estas fechas es habitual encontrarlas. El resto del año se hace más difícil. Por eso es mejor que hagas acopio de provisiones. Solo por si acaso.
  5. Esparragos premium: la verdad es que pocos saben que enlatados como estos pueden dar mucho juego en cualquier cena de lujo. Y comprarlos de marca blanca abarata mucho los costes. ¿En qué hay que fijarse? Si son de Navarra, mejor. Y cuantos menos conservantes lleven, también. Lo demás será buscar una receta en la que encajen en esa cena perfecta, aunque para un lujo diario, bastará con añadirles un poco de mayonesa (de la buena con aceite de oliva).

Y con ellos cerramos un listado que creo que todos nuestros lectores pueden completar. Seguro que has visto y has probado alguno de esos productos que se venden con una presentación de lujo, pero que tienen marca blanca. Y seguro de que te has convencido de que con ellos, y un poco de ingenio, se puede preparar una cena lujosa perfecta. ¿Quieres compartirlos con nosotros?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...