Préstamos para reformar la casa: algunos detalles que conviene conocer

Las entidades además de hipotecas tienen entre sus productos préstamos para reformas. Hoy los analizamos con las cosas que debes saber para elegir la mejor opción

reformas

Probablemente tras la dichosa burbuja inmobiliaria que nos ha dejado a los españoles secuelas muy difíciles de olvidar, las cosas hayan cambiado a un ritmo frenético. El ladrillo ha dejado de ser una inversión segura a ser la ruina de las familias que se endeudaron, la ruina de las que necesitan vender un apartamento para obtener liquidez, y la ruina de aquellos que ya ni se plantean tener una casa toda suya porque es imposible asumir los pagos. Sin embargo, mientras todo esto ocurre, no son pocos los que se han decidido a restaurar la casa de toda la vida para poder vivir en ella y darle una nueva vida ante el paso del tiempo.

Vemos así como viviendas en los pueblos que eran de alguien que era el hijo o el nieto del que ya había emigrado a la ciudad vuelven a la vida. O apartamentos de verano que se convierten ahora en la vivienda habitual de las familias que se han deshecho de su segunda casa. Todo ello significa que el mercado, más que por las hipotecas que sufren un descenso bastante importante, ahora está interesado en los préstamos de reforma de casas y apartamentos, a los cuales hoy echamos un vistazo para entender cómo puedes utilizarlos sin que te cuesten un ojo de la cara.

Préstamos para reformar la casa: algunos detalles que conviene conocer

  • Aunque puedes pedir un préstamo personal de los habituales no es para nada recomendable ya que en realidad los intereses suelen ser más altos que en el caso de los préstamos pensados para la reforma del hogar.
  • Antes de lanzarte a pedir los préstamos para reformar tu casa en cualquier banco averigua cuáles son las opciones disponibles en cada una de las entidades porque la guerra de los bancos actualmente es férrea y te puedes beneficiar de esto.
  • Haz un balance de las opciones que proponen algunas entidades asociadas a nuevas contrataciones, como de seguros o de depósitos asociados o de nóminas con los que puedes obtener una bajada en los intereses o más bien una ampliación del período de devolución. Eso si, hay que tener cuidado precisamente con que al final el ahorro no salga realmente claro.

Con todo esto en la mano, por supuesto, tenemos también la posibilidad de conseguir que los préstamos para las reformas de la casa sean mucho más rentables, hay que tener presentes todas las ofertas para conseguir materiales de construcción más económicos. En cuanto a los servicios, pide varios presupuestos para conseguir el mejor precio.

Imagen: tiagopadua

Vía: Consumer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...