Piden que los salarios dejen de caer en España

Desde la OIT piden que los salarios dejen de caer en España, ya que más que en una solución a la crisis pueden convertirse en un problema más

salarios

Parece que en realidad aunque en España muchos son los que defienden el hecho de que los salarios tienen que caer por el gran desempleo que tenemos, hay voces que se alzan en contra de estas medidas que resumen prácticamente la reforma laboral. La flexibilidad laboral, la competitividad y la posibilidad de que poco a poco se contrate por los incentivos que se estudian y se aprueban parecen ser el argumento del que confía en que una bajada salarial será beneficiosa para todos los españoles.

Pero al otro lado del argumento se encuentra la opción de que seguir bajando los salarios supondrá que nos convirtamos en la mano de obra barata de Europa, con sus consecuencias, y que además luego se convierta en un problema estructural de cara al futuro. Y ya que nos gusta tanto de hablar de recomendaciones de organismos internacionales, porque hay que decir que muchas de las justificaciones de cara a los problemas actuales y a las reformas que en principio los resuelven vienen dada por estos informes, hoy destacamos que desde la OIT ya nos recomiendan que no sigamos por el mismo camino de la bajada salarial.

Y es que hay que colocar las cosas en su contexto. En España pagamos mucho más en concepto de SS e impuestos por trabajar que la media de Europa, y lo hacemos además con un salario que es de media la mitad de bajo. Mientras que nosotros ganamos de forma muy justita los mil euros que antaño eran símbolo de precariedad, en Europa el salario mínimo está bastante por encima de esa cifra. O sea, que nosotros pagamos como ellos, recibimos menos servicios y encima no alcanzamos trabajando un nivel de vida digno.

Otro problema bastante importante en el momento de instaurar esta bajada de salarios generalizada por la reforma laboral y auspiciada por organismos internacionales que aseguran que hay que apostar por la competitividad, supone que la mayoría de los españoles van a desaparecer de la sociedad de consumo tal y como la tenemos montada. Si ganamos solo lo justo para vivir, y a duras penas, dejamos de consumir todo lo demás. ¿La consecuencia? Un empobrecimiento general, cierre de comercios y negocios, más paro y menos cantidad de servicios y productos dentro del mercado nacional. Yo sinceramente, creo que no compensa todo lo que tenemos que pasar para lo que prometen porque no es un buen trato. ¿Tú qué opinas?

Imagen: sancho_panza

Vía: El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...