Organización en el hogar para perder menos tiempo en tu día a día

cajones

Hay ciertas cualidades, que aunque no están relacionadas del todo con el ahorro y con un estilo de vida de ahorradores, sí que nos hacen la vida más fácil a la hora de controlar nuestras finanzas. Una de ellas, que se convierte precisamente en nuestra protagonista de hoy, es la relacionada con el orden en las cosas. Tenerlo todo a mano, saber dónde guardamos el que es sin duda algo que se corresponde con una facilidad un poco más innata a la hora de gestionar el dinero. Pero como la alusión de una y otra cosa puede que no esté tan clara como debería, hoy te queremos contar hasta que punto esta cualidad es importante.

En A Fin de Mes no es la primera vez que nos referimos a algunas cualidades, o a algunas frases que suelen hacer referencia a una actitud positiva frente a las finanzas familiares en tiempos de crisis. Lo cierto es que aquí ocurre por ejemplo como cuando nos presentamos a una entrevista de trabajo. Es cierto que en algunos casos la titulación o los idiomas que se manejan diferenciarán al candidato para convertirlo en el ideal, pero en otros cobrarán más relevancia otros aspectos, como por ejemplo el que tiene que ver con aptitudes y actitudes como el trabajo en grupo, ser un líder nato u otras características parecidas.

Organizarse en el hogar

  • Un lugar para cada cosa: no vale eso de lo dejo aquí y mañana ya lo ordeno. Es mucho mejor pensar en el hoy, y sobre todo, pensar en que si dejamos todo en su sitio, en esos momentos inesperados en los que se supone encontraremos por casualidad, de llegar el día y no darse, perderemos un montón de tiempo recordando dónde pudo estar, y quizás tengamos que perder aún más buscando ese papel. Incluso, de tener que ver con cosas muy serias, podríamos enfrentarnos a recargos y sanciones por no tenerlos a tiempo.
  • Hoy es el día: en realidad, hoy es el día. Siempre. Ese refrán de no dejar para mañana lo que puedas hacer hoy tiene toda la razón del mundo. Así que, más vale comenzar hoy si puedes hacerlo que dejarlo para mañana. Sobre todo, si el orden no es tu cualidad más destacada, y aún queda mucho por ordenar. Tampoco se trata de que lo dejes todo y te pongas a la tarea dedicándole todo tu tiempo, porque acabarás por dejarlo antes de conseguir la meta. Eso sí, bien podrías comenzar cuanto antes, y ponerte una meta más específica día a día. En cuanto tengas todo organizado, sabrás agradecer el hecho de que encontrarás todo en un santiamén.
  • Lo importante tiene su sitio específico: aunque todo debe estar en su lugar, las facturas, los papeles de Hacienda, los documentos relevantes a tu vivienda, las garantías… Todas esas cosas que vamos acumulando con el paso del tiempo y que podrían ser muy útiles en cualquier momento, no solo deben guardarse en un sitio concreto, sino que deben estar organizadas de algún modo para no perder media tarde revisando carpetas interminables.
  • Limpieza a fondo: a veces, cometemos el error de guardar cosas a las que no vamos a encontrar utilidad, pero que desde luego nos parece que la tendrán en el futuro. Una de las cualidades de las personas ordenadas es que son capaces de desechar aquello que no van a utilizar más. Hay que decirle adiós, y eso es precisamente lo que hacen cuando toca hacer limpieza general. Los cambios de armario por la temporada suelen ser una buena época para ello. Así que si aún estabas haciendo el tuyo para guardar la ropa de invierno, y traer la de verano, no lo dudes.
  • Organizar puede ser divertido: no sé si ya habrás echado un vistazo, pero actualmente en el mercado hay cientos de ideas para organizar las cosas que pueden resultar realmente divertidas. Colores que se mezclan, estampados de moda, carpetas con diseños modernos…. La verdad es que todo ello cuesta dinero, y es en parte una pequeña inversión que hay que hacer si queremos que todo esté en su sitio en el momento concreto. Pero a veces, vale la pena gastar un poquito más ahora, y no acabar por perder la cabeza, y con gastos mayores en el futuro.

Como ves, no es difícil poner orden en tu vida, y eso puede suponer no perder cosas en tu vida financiera, como las garantías; o evitarte sanciones y recargos con las Administraciones por no presentar a tiempo toda la documentación que deberías. Y esos son solo dos ejemplos de lo que puede ocurrir. Así que, es hora de organizar la casa por el bien del presupuesto familiar. ¿No crees?

Imagen: Juan Pablo Colasso

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...