Nuevos impuestos del ejecutivo: a apretarse aún más el cinturón

De momento aún no están sobre la mesa, pero ya se sabe más o menos por dónde irán las subidas de impuestos para controlar el déficit del ejecutivo

subida impuestos

En la última reunión de los ministros se dieron a conocer las que podrán ser las nuevas normas que en realidad no incluyen ningún cambio de políticas con respecto a las ya conocidas. Es más, todo lo que se va a hacer sigue la línea de la austeridad y de las medidas para reducir el déficit centradas en la eliminación de recursos y el aumento de impuestos. Esta vez se ha anunciado que de momento se descartan subidas de los grandes (aunque con la que hicieron en 2012 tras la promesa de bajar impuestos, es más que suficiente), pero si que habrá cambios que empiezan a esbozarse en otras de las medidas de recaudación fiscal.

A continuación buscamos entender los que serán los próximos impuestos que aprobará presumiblemente el ejecutivo este mismo mes y en todo caso antes de que comience el verano. La mayoría de ellos tendrán repercusiones sobre el aparato productos y encarecerán muchos precios, algo que tal y como está el consumo es bastante inviable que le reporte mejoras en la recaudación. En todo caso, a continuación echamos un vistazo a los que son los más probables nuevos impuestos del ejecutivo y a las consecuencias que podrán tener.

Nuevos impuestos del ejecutivo: a apretarse aún más el cinturón

El tabaco: es más que certero que los fumadores pagarán más por la cajetilla en los próximos meses. Sin embargo, cabe destacar que pese a que el ejecutivo actual ya aumentó la recaudación por el tabaco durante su mandato, que actualmente grava a los cigarrillos con hasta un 78% de su coste en impuestos no ha conseguido aumentar la recaudación. Es más, la del 2012 con respecto a 2011 cayó un 2,6%. Y es que no siempre conviene aumentarlos, porque a veces, se consigue justo el efecto contrario.

El alcohol: aunque en esta rama quedarían protegidos el vino y las cervezas para según ellos proteger a la hostelería. Ya las quejas de los productores de bebidas espirituosas han puesto el grito en el cielo, puesto que un nuevo gravamen les obligará a alzar los precios ya que los márgenes de beneficios son mínimos, y sobre todo afectará a la hostelería, que no vive solo de vino y cerveza como algunos quieren hacer creer. ¿Consecuencia? Se pueden de nuevo perder puestos de trabajo.

Deducciones en sociedades: el actual impuesto de sociedades es uno de los más altos de la UE. El ejecutivo lo subió el año pasado pero parece que ni así le cuadran las cuentas. Actualmente se plantea eliminar parte de las deducciones a las que tienen derecho de momento, aunque esto podría revertir en que muchas cierren en negativo y que acaben por diluirse, provocando de nuevo más desempleo en España.

Imagen: Michael Fleshman

Vía: El País

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...