Soria ataca a las eléctricas, pero el nuevo modelo de la luz no está claro

La reforma de la luz que se aprobará en el mes de abril genera polémica. Mientras Industria afirma que bajará el precio, las eléctricas acusan al ministerio de intervención y de que puede subir el recibo a las nubes.

luz electrica

La guerra de la factura de la luz se ha armado. Todo comenzó aquel día de diciembre en el que una subasta supuestamente manipulada daba un aumento del 11% en el coste de la electricidad para el consumidor final. Precisamente ahí, cuando el gobierno intervino atacando la libertad de mercado pero sin señalar un fraude directamente empezó lo que todavía hoy no tiene solución. Con una reforma eléctrica recién creada por el ejecutivo que fracasó nada más llegar y sin responsables, desde el ministerio de Industria intentaron evitar ponerle nombre de culpables a las eléctricas por la subida, y decidieron rápido y sin pensar mucho, una subida más moderada.

Fue entonces, precisamente por intervenir en el mercado sin reconocer que su propia norma era un fracaso y contando verdades a medias cuando en realidad las eléctricas empezaron a alzar sus voces. Comenzaron las campañas en presa, TV y medios digitales que informaban al consumidor de que en la factura de la luz, menos del 40% es consumo real. Al gobierno la jugada no le debió parecer demasiado bien, porque por el momento, la estrategia de culpar a las eléctricas iba funcionando. Y ahora, a cara destapada será mucho más difícil justificar una nueva reforma, que se aprobará en abril que pretende que las que se llevan menos de la mitad de la factura y que son las que ponen el servicio en marcha, ganen aún menos, manteniendo ellos la cuota íntegra.

A este país le hace falta una reforma eléctrica, pero desde la base. No nos hacen falta chapuzas que compliquen aún más la situación. Y es que si todavía no conocemos a fondo la norma, lo que sabemos de ella es que podría dejar en manos del mercado el precio de la luz. Y ese mismo mercado es el que supuestamente en aquella subasta consiguió de un solo golpe la monumental subida que luego hubo que intervenir. Lo que hay que hacer en España es mirar hacia los países que tienen su mercado liberalizado, libre de tarifas en las que el Estado tenga algo que decir y que logran mantener precios estables a lo largo del tiempo y unas tarifas mucho más económicas que las que tenemos en España. Lo demás es puro cuento.

Vía: El Economista

Imagen: Toni Verd

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...