Pasa del aire acondicionado

809559572_234ed4d417

En verano, el aire acondicionado hace muchas veces que la factura de la luz se ponga por las nubes. La clave para gastar menos en aire acondicionado es mantener la casa más o menos fresca. Para eso, hay una serie de trucos que debes cumplir.

Aunque haya algunos momentos en los que no te quede más remedio que poner el aire, serán muchos menos y, lo mejor, tu factura notará un bajón considerable.

1. Siempre que puedas, utiliza toldos para tamizar la luz en las terrazas y galerías.

2. En las horas de más calor, baja las persianas. En verano, decora tu casa con cortinas y telas de color claro, que al reflejar la radiación solar, son mucho más recomdables. Mejor si son de algodón o lino.

3. Pon plantas en la terraza y, si tienes un jardín (auque sea mini) intenta poner una fuente para que refresque el ambiente.

4. Por la noche, ventila bien la casa dejando que corra el aire.

5. Puedes utilizar ventiladores de techo, más baratos que el aire acondicionado y que también son bastante eficaces. Otra de las ventajas es que no dirigen el aire de forma directa hacia las personas, evitando los dolores de garganta y los refriados típicos del verano.

Y un último consejo: recuerda que tener bien aislada la casa es fundamental tanto en invierno como en verano. Plantéate la posibilidad de poner unas ventanas aislantes que, además, te beneficiarán de cara al invierno.

Foto de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...