¿Cómo ahorrar dinero en el aire acondicionado con el termómetro por las nubes?

El aire acondicionado es una gran ayuda para cuando los termómetros alcanzan máximas, pero también supone un importante gasto al bolsillo. Te explicamos cómo puedes ahorrar dinero sin morirte de calor.

aire acondicionado

El aire acondicionado, sobre todo ahora que el mercurio de los termómetros se ha disparado, parece ser la única salvación que a muchos les queda del calor. Aún pese a ello, el gasto energético que supone hace que aquellos hogares que pretenden ahorrar más, por aquello de ajustarse el cinturón, apenas puedan disfrutar de este electrodoméstico. En este caso, si ya tienes tu modelo en casa, y lo único que te preocupa es la factura eléctrica, te proponemos algunos trucos para lograr reducirla sin tener que morirte de calor por ello. ¿Estás preparado para ahorrar con el aire acondicionado?

Ahorrar en el aire acondicionado implica conocer bien el funcionamiento de estos electrodomésticos, de la tarifa eléctrica que tienes contratada y, sobre todo, del ahorro energético que puedes obtener si te ajustas a los diferentes ciclos del día. Todos esos consejos que parecen sacados de un libro de ecología vale la pena tomárnoslos en serio ya que solo con ellos conseguiremos pagar mucho menos dinero, pero también, dormir bien por las noches y asegurarnos de que nuestro hogar no es un verdadero horno cuando los termómetros parecen elevarse a las nubes.

Cosas que debes hacer para encender menos el aire acondicionado

Está claro que si enciendes menos el aire acondicionado, la factura de la luz va a verse reducida. Pero, ¿cómo conseguir que tu casa se mantenga fresca sin acudir continuamente a este electrodoméstico? Pues parecer una verdadera odisea, pero no lo es tanto. De hecho, el truco está en controlar las horas en las que la temperatura exterior es menor que la interior. Aunque lo mejor sería colocar un termómetro dentro y otro fuera, en España, generalmente, ese punto se marca a las 11 de la mañana y a las 11 de la noche. De hecho, a esa hora cuando es de día, hay que prepararse para cerrar puertas y ventanas, así como a bajar las persianas para evitar que de el sol y acabe por provecar un sofocón en casa. Cuando el sol cae, la temperatura exterior baja, y es ahí cuando debemos aprovechar para refrescar la casa. El aire de fuera estará más frío que el de dentro y entonces notaremos ese fresquito.

Claro que la temperatura exterior no siempre es la más adecuada, y es precisamente ahí donde entra en juego el uso del aire acondicionado. Sin embargo, si procuramos estar fuera de casa durante las horas más complicadas, aprovechamos los descuentos en las facturas horarias, y programamos el aire para que funcione solo unas horas asegurándonos de que aislamos bien nuestra vivienda, el gasto se reducirá considerablemente sin pasar calor.

¿Cómo gastar menos en la factura del aire acondicionado?

Siguiendo los consejos anteriores ya vas a obtener una rebaja en el gasto eléctrico que supone tener el aire acondicionado, pero si además utilizas las ventajas de la factura horaria, el ahorro podrá ser aún mayor. En todo caso, mantener el aire acondicionado a temperaturas muy bajas no es una buena idea, no solo porque dispararás el gasto, sino también porque podría no sentarte demasiado bien ese cambio de temperatura tan brusco que se produce al llegar a casa. Lo mejor es configurarlo para una temperatura razonable que nunca debe estar por debajo de los 20 grados. Dependiendo del tipo de aire acondicionado podrás utilizar la función ventilador, la cual puede ayudarte a refrescar el ambiente gastando menos de lo que estabas haciendo hasta ahora.

Por la noche, sobre todo en las capitales que alcanzan temperaturas insostenibles, se puede recurrir a programar el aire acondicionado para disfrutar de él solo durante un par de horas y que se apague en cuanto ya estemos dormidos. De esa manera, podrás descansar bien, y notarás un ahorro energético importante, así como reducirás la contaminación que supone un elevado consumo eléctrico. Teniendo en cuenta que actualmente muchos consumidores han rebajado su potencia energética para pagar menos de luz, es cierto que no se pueden tener muchos electrodomésticos conectados a la vez, y por lo tanto, resulta importante aprovechar las horas en las que menos actividad tenemos para poder aprovecharnos de una mejor refrigeración. Puedes hacer lo mismo, aunque con las ventanas cerradas, cuando vuelvas del trabajo. Programa el aire acondicionado minutos antes de tu llegada a casa para encontrarte en un ambiente fresco sin que la factura se dispare.

¿Habías utilizado estos trucos anteriormente para gastar menos en la factura del aire acondicionado en verano? ¿Has tenido que recurrir mucho a este electrodoméstico en lo que llevamos de verano?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...