Los 10 mandamientos que tenemos que aprender de esta crisis

La crisis no solo nos ha cambiado porque disponemos de menos dinero para gastar, sino en el modo de gastarlo y probablemente esta costumbre la mantengamos cuando pase la mala racha económica

crisis

No es la primera vez que os lo comento. Creo que cuando toda esta tormenta de la crisis pase, ninguno de nosotros va a ser el mismo que era. Y es que como decía aquel refrán «lo que no te mata, te hace más fuerte». Y en ese hacerse más fuerte va implícito un cambio en el modo que tenemos de consumir, porque hemos pasado de poder acceder a muchos bienes y servicios sin preocuparnos demasiado de sacar las cuentas a tener que ir a todos lados con la calculadora en mano. Sin embargo, hoy no os quiero aburrir con más y más pésimas noticias de lo mal que nos va la economía doméstica a los españoles, sino que hoy os quiero hablar de algunas de esas conclusiones que muchos ahorradores sacaremos de esta crisis. Unas lecciones que probablemente apliquemos en tiempos mejores. Así que conozcamos los 10 mandamientos que tenemos que aprender de esta crisis.

10 mandamientos que tenemos que aprender de esta crisis

Eliminar gastos superfluos: os habréis dado cuenta de que muchas de las cosas que comprábamos casi por impulso en tiempos de bonanza no solo eran prescindibles sino que incluso estamos mejor sin ellas. Así que cuando pase la crisis, muchos habremos aprendido que lo de comprar con cabeza es un hábito muy saludable.

Pagar las deudas en plazo: en la época en la que daban créditos como si de vales de descuento de los de ahora se tratase, algunos se han endeudado sin haberse leído la letra pequeña. A base de experiencia o de lo que nos han contado los que lo han vivido hemos aprendido a pagar a tiempo para evitar duros recargos.

Conocer la capacidad de endeudarnos: probablemente cuando les habían dicho «Tu pide más en el banco» no conocían las consecuencias. Ahora que saben lo que cuesta lidiar con ellas, de seguro que habréis sacado cuentas de hasta cuánto se puede solicitar de préstamo sin caer en la bancarrota.

Diversificar ahorros: no todas las entidades son iguales, ni todas ofrecen lo mismo. Tener el dinero dividido y aprovechar las ventajas que nos ofrece cada una de ellas es la mejor opción para que se sientan seguros, durante y tas la crisis

Leer bien la letra pequeña: el asunto de las preferentes ha levantado heridas profundas de la sociedad. Muchos os habréis dado cuenta de que siempre hay listillos queriendo sacar provecho, y a veces esos listillos están en los bancos. Creo que después de todo esto ya no quedará nadie que firme algo sin leerlo con calma, con mucha calma.

Atención a las tarjetas de crédito: aunque se habrán convertido en aliados en tiempos de crisis para aumentar la liquidez de algunas familias, no conviene abusar de ellas. Muchos habrán pagado sus compras con importantes intereses y habrán aprendido la lección para que cuando pase el vendaval también el dinero de plástico esté controlado.

Trabajo: es la principal preocupación de los españoles. Sin embargo muchos han visto como en época de crisis hay también muchas oportunidades. ¿Para quién? Para los que no temen innovar, apostar por sí mismos y por el futuro en ámbitos que aún no están saturados. Desde luego que tras la crisis habrá muchos y mejores emprendedores.

Rebajas: comprar en rebajas era ya una tradición, pero hacerlo por obligación ha hecho que algunos de vosotros os dieseis cuenta de que quizás eso de tener el jersey de tal marca el primero, en lugar de comprarlo por la mitad de su valor ya no era tan importante como creíais.

Consumo inteligente: comprar lo que vayamos a usar, al mejor precio y habiendo comparado antes se ha convertido en la forma de pensar de la mayoría de los ahorradores. Y aunque algunos se relajaran cuando pase la crisis, estoy convencida de que la mayoría continuará con el mismo modo de ser que le ha enseñado la mala situación económica

Ahorro doméstico: las luces, el consumo de agua, encender menos la calefacción… Todas esas acciones que en tiempos de crisis ya os parecen normales forman también parte de este nuevo modo de pensar de los consumidores que cuando vuelvan a tener poder adquisitivo ya no consumirán de la misma manera descontrolada que lo hacían.

Vía: Consumer

Imagen: robhowells87

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...