Ideas de recetas que puedes hacer en casa y son más baratas que compradas

Si eres de los que piensan en todo en la economía doméstica y, además adoras la cocina, deberías conocer estas recetas de alimentos para preparar en casa y conseguir ahorrar dinero.

pasta

Probablemente con la crisis en muchos hogares, las economías domésticas necesitan un poco de ayuda para llegar a final del mes. Y en muchas ocasiones, estas propuestas están basadas en la creatividad. No es la primera vez que en A Fin de Mes te recomendamos remedios caseros para tratar dolores muy frecuentes, o que te proponemos ideas de recetas con las que conseguir un ahorro importante en tu casa. Sin embargo, hoy queremos darle una vuelta de tuerca para conseguir alimentos mucho más naturales que te costarán mucho menos.

En muchas ocasiones, los trucos que vamos a darte requieren de una inversión en utensilios para llevarlos a cabo, pero esa inversión puedes recuperarla en el corto plazo y conseguirás una alimentación más sana y equilibrada. En todo caso, recuerda que si quieres cuidar de tu salud y ahorrar a la vez, debes siempre huir de los alimentos precocinados. Aunque puedan parecer un verdadero chollo, son en realidad mucho más costosos de lo que resultan preparados en el propio hogar. Echa las cuentas y verás como enseguida te salen.

Recetas que puedes hacer en casa más baratas

  1. Pasta: si mezclas harina, agua, huevos y sal conseguirás hacer tu propia pasta fresca. Se trata de un producto que en el supermercado se vende refrigerado y es más costoso que la pasta seca, pero cuyo sabor casero te encantará y a la vez te sorprenderá por lo barato que te sale.
  2. Pizza: las bases de pizza pueden parecerte económicas, pero la masa de pizza se prepara solo con agua, harina y levadura, productos que son realmente económicos en el supermercado. ¿Por qué no pruebas a hacer tus propias bases de pizza en casa para conseguir que la diferencia se note en el bolsillo y en el sabor?
  3. Helados: los helados son uno de esos productos que en el verano se consumen en grandes cantidades. Sin embargo, no siempre se preparan con los ingredientes más apropiados para la salud, ni tienen el mejor precio para el bolsillo. Si estás cansado de estos dos peros, lo mejor que puedes hacer es comprarte una heladera y empezar a preparar los tuyos propios.
  4. Yogures: las yogurteras caseras te permiten hacer un yogur realmente rico de los sabores que te imagines o un natural de esos de los de verdad. Es cierto que el aparato supone una inversión de unos cuantos euros, pero por el sabor agradecerás la diferencia y conseguirás sacarle mucho partido para ahorrar dinero en tu compra del mes.
  5. Pan: conseguir el mejor pan no es algo realmente sencillo. De hecho, cada cual tiene sus propios gustos y son muchas las opciones en el actual mercado. Pero, los más ricos son siempre los más caros. En ese sentido, y para conseguir un pan en casa realmente bueno no hay mejor opción que comprar una panificadora. Una vez hecha la inversión solo necesitarás harina, levadura, agua y sal para lograr el resultado deseado.
  6. Mermeladas: en nuestro blog ya hemos hablado de cómo preparar mermeladas caseras. En realidad, lo único que necesitas es fruta y azúcar y tener cuidado con los procesos de conservación al vacío. Es realmente fácil y no hace falta tener experiencia para conseguir sabores realmente exquisitos. Además, si tienes un pequeño huerto del que sacar tus propias frutas, los resultados pueden ser realmente alucinantes.

Recetas en casa baratas y ricas

Lo barato no sale caro cuando se trata de preparar recetas en casa. Si te has quedado sin ninguna inspiración para hacerlas, puedes echarle un vistazo a artículos en los que te hemos recomendado ideas de platos para ahorrar dinero, aunque en Internet y en muchas aplicaciones gratuitas encuentras cientos de opciones para conseguir platos realmente exquisitos sin tener que gastarte un montón de dinero. Recuerda además que utilizar los frutos y verduras de temporada te ayudarán a conseguir el mejor precio del supermercado y que si quieres tenerlos todo el año a tu disposición, no hay nada mejor que hacer tus propias conservas caseras.

Todas las propuestas que te hemos hecho te ayudarán a conseguir el máximo ahorro de dinero en casa consiguiendo una alimentación mucho más sana y en la que realmente sabes lo que comes. No será la primera vez que te sorprendas leyendo las etiquetas de los productos de las muchas cosas que le echan a los alimentos que no deberían estar ahí. Con estas ideas, conseguirás evitar todo tipo de conservantes y colorantes, y estoy completamente segura de que los platos que preparen tendrán sabores mucho más ricos que a los que te habías acostumbrado por no poder preparar en casa estos alimentos. ¿Qué dices, haces la prueba y nos cuentas qué tal en los comentarios?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...