Huertos urbanos cómo modo de ahorro

Con la crisis vamos cada día a apostar más por la vuelta a cosas que hacíamos en el pasado, como por ejemplo el cultivo de hortalizas, y hoy precisamente hablamos de los huertos urbanos cómo modo de ahorro

huerto

Los huertos en casa son una gran idea para cuidar la alimentación y ahorrar dinero en la economía doméstica

Cada vez es más difícil llegar a fin de mes y que nos salgan las cuentas para conseguir que el presupuesto cuadre. Precisamente por eso, las familias apuestan por utilizar cosas que se hacían antaño, las cuáles empiezan a convertirse en un buen modo de ahorrar dinero, un dinero que de seguro a muchos le viene muy bien, porque tal y como están las cosas, cualquier consejo es bueno para que el dinero nos rinda más.

Con esto, hoy les quiero hablar de algo que empieza a ser bastante común en las ciudades, algo que en el campo se hace de forma habitual y que permite que muchas familias además de cuidar más su alimentación, puedan en cierto modo eliminar gastos de la casa de esos que se consideran fijos. Hablamos de los huertos urbanos, los cuáles empiezan a ser ofrecidos en algunos ayuntamientos, por algunas empresas privadas, e incluso muchos lo que hacen es usar sus terrazas y balcones en los apartamentos para cultivar una pequeña cosecha.

Las ventajas son múltiples, porque cultivar las propias hortalizas en verano y en invierno, coincidiendo con las temporadas, supone ahorrarse un montón de dinero. En verano, por ejemplo, podemos recoger tomates, pimientos, lechugas, zanahorias o calabazas y sandías en no tanto espacio, con una mínima inversión y con ventajas de cara al precio que pagamos y también por el cuidado de lo que comemos, de lo cuál estaremos totalmente seguros de dónde viene y cómo los hemos cultivado.

Los huertos urbanos cómo modo de ahorro son una gran idea, un gran re-invento, porque inventar no hemos inventado nada, si no más bien recordado lo que casi todos nuestros abuelos hacían en el pasado, que no era otra cosa que utilizar los terrenos para tener el alimento más básico de casa, y de paso aprovechar su tiempo sacando el máximo partido a la tierra.

Eso sí, como todo, no hay solo ventajas en ello, porque los huertos urbanos cómo modo de ahorro tienen un inconveniente bastante importante, que no es otro que el tiempo necesario para cuidar de la cosecha. Regar, sulfatar y quitarles las hierbas, supone que tengamos que adaptar la agenda, y eso sin contar lo de recogerla en cuánto esté lista. Pero aún así, si su horario es un poco flexible, o les apetece probar esto de la agricultura, yo creo que las ventajas son más que los inconvenientes. ¿Ustedes qué opinan?

Imagen | Mumumao en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...