Hasta un 16% subirá la factura de la luz

Aunque nos habíamos acostumbrado ya a las rebajas en la factura eléctrica, ahora parece que lo peor está por llegar. En el nuevo trimestre la luz subirá hasta un 16%.

electricidad

Las economías domésticas habíamos puesto el grito en el cielo cuando aquella subasta a la que Competencia tachó de absurda hizo que el precio de la luz subiese de manera gradual por norma del gobierno. Sin embargo, todo aquello que ha caído el recibo de la luz en estos últimos meses y que compensó aquella subida de enero parece que se va a ir al garete. De hecho, en la actualidad se habla de un nuevo aumento de la factura, y no es nada que no deba preocuparnos porque este trimestre lo que pagas por la luz eléctrica podría ser un 16% más.

Para entender bien por qué subirá tanto la luz este nuevo trimestre vamos a detallar algunos puntos clave a continuación sobre el recibo de la luz. Aún así, ten en cuenta que las subastas eléctricas del mercado son ahora las que nos marcan el precio final a pagar, y que precisamente por este particular sistema cosas como el clima van a influir notablemente en su precio. Es más, podríamos resumir que la subida del 16% en el precio para el consumidor habitual se deberá precisamente a que se contempla un aumento de hasta el 32% en las centrales por la menor intensidad a la que trabajan hidráulicas y eólicas.

El nuevo recibo de la luz

Es importante señalar que el aumento del 16% al que nos referimos hace referencia precisamente a lo que crecerá el recibo en este nuevo trimestre con respecto al anterior. Es decir, se espera que ese porcentaje de crecida de la factura de la luz se vea en los próximos tres meses. Aún así, no es ninguna buena noticia para el ahorro sino más bien todo lo contrario.

Aunque el precio de la electricidad subirá precisamente por las condiciones climáticas que hemos explicado anteriormente hasta un 32% según las primeras previsiones, lo cierto es que en el caso de los consumidores domésticos y de pequeños locales comerciales que suponen la mayoría de los clientes de las eléctricas en España solo verán como les afecta esta subida en un 50%, es decir, que de ahí sale ese porcentaje del 16% del que ya habrás oído y visto hablar en prácticamente todos los medios de comunicación.

Aún no pagaremos más. Lo cierto es que habrá que esperar a la evolución de los precios de la electricidad para confirmar esta parte de la teoría, pero como las eléctricas nos cobraron de más en los anteriores meses, y esa devolución se había fijado para ahora, lo que nos cobraron de más acabará por absorber esta nueva subida en la factura que se espera se consolide en los próximos tres meses. O sea, de momento, la cosa aún no la notaremos tanto como nos alarman los titulares que advierten de un aumento de más de un 10%. Pero la promesa aquella de que la reforma eléctrica bajaría el precio de la luz tampoco se cumple.

Aunque la reforma eléctrica se aprobó ya hace meses, lo cierto es que su entrada en vigor en plena actividad se había prorrogado hasta el 1 de julio. A partir de entonces las compañías que se dedican a comercializar la electricidad deben atenerse a ella instalando los contadores eléctricos que permiten verificar el consumo de manera automática y a lo largo de todo el día y cobrando la energía al precio que marca el mercado en el pool diario. Sin embargo, como ya explicamos en su momento, las compañías no están obligadas a la colocación de estos contadores hasta 2017, y mientras tanto nos aplicarán complejas medias que harán casi imposible que un consumidor normal pueda entender lo que paga por la luz.

Como ves, no es oro todo lo que reluce, y aunque es verdad que no es lo mismo que se nos compense la subida con lo que nos cobraron de más que hablar de una subida real, hay que destacar que ese nuevo precio deja la electricidad de nuevo por las nubes en España y nos coloca en la lista de los países con el recurso más caro, más aún si nos clasificamos en base al poder adquisitivo. Sin embargo, como la cosa no afecta de forma que notemos la subida ahora, no se le está prestando tanta atención como se debería.

Lo mismo ocurre con la chapucera reforma eléctrica. Resulta que para llevarla a cabo necesitamos unos contadores nuevos. Pero el gobierno no obliga a las eléctricas a cambiar estos contadores. ¿Entonces, para que se cambian las normas permitiendo que luego se incumplan? La verdad…. incluso el sistema eléctrico de nuestro país parece echar hecho un buen lío.

Imagen: Futuredu / Edunews.pl

Vía: El Economista

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...