Cómo ahorrar dinero aislando bien tu vivienda

Aislar tu casa te ayudará a ahorrar hasta un 50% en la factura energética. Para ello, tenemos que aislar 4 elementos de la misma, incluyendo las paredes, las ventanas, el suelo y el tejado. El aislamiento se realiza con materiales como la lana mineral, el suelo radiante o las ventanas con doble cristal, entre otros

Ahorrar dinero aislando vivienda

Mucha gente se ha quejado de las astronómicas facturas de la luz y del gas que se pagan en estos tiempos. Ha llegado ya el punto en el cual poner la calefacción se considera un lujo más que un bien de primera necesidad, algo que se agrava en los lugares donde hace frío. De hecho, el 50% del gasto que hacemos se va en calefacción. 

Por suerte, hay una forma de ahorrar dinero en calefacción para llegar a fin de mes. Con un buen aislamiento térmico, ahorraremos hasta un 50% y amortizaremos rápidamente la inversión que hemos hecho. ¿Cómo aislamos nuestra casa? Eso es lo que te vamos a contar hoy paso a paso.

Así puedes aislar tu vivienda paso a paso

Para aislar térmicamente la casa, hay que hacer una reforma. En concreto, hay que reformar varios puntos de la casa como son las paredes, las ventanas, el suelo e incluso el tejado o el techo como los más importantes. Vamos a ver cómo hacerlo individualmente en cada caso.

Aislar las paredes

Una parte de la energía se escapa por la pared, pero eso tiene fácil solución. La mejor opción es la de las cámaras de aire, las cuales te ayudarán a mantener la energía y a aislar. Si no dispones de ella, apuesta por los paneles de lana mineral, instalados entre el tabique interno y el externo. A pesar de sus 40mm de espesor y la capa de yeso, los cuales nos hacen perder espacio, nos ayuda a aislar. Finalmente, puedes usar una inyección de lana mineral, con un espesor de 5 cm.

Ventanas

¿Sabías que la mayoría de energía de tu casa se pierde por las ventanas? Unas malas ventanas son las causantes de la mayoría de los gastos excesivos y de la pérdida de energía. Para evitarlo, hay que instalar ventanas que tengan doble acristalamiento, algo que te permitirá también aislarte del frío, además de la temida humedad que provoca más calor en verano y más frío en invierno.

Eso sí, unas ventanas con doble cristal no sirven de nada si no se sellan correctamente los marcos, ya que se fugará por ahí la energía. De este modo, asegúrate de que los marcos estén instalados de forma correcta si no quieres tirar el dinero.

Aislar el suelo

Todos sabemos que un suelo frío puede disparar el gasto en calefacción, y más teniendo en cuenta que los seres humanos nos enfriamos antes si tenemos los pies fríos. La mejor opción para este caso es la tarima de madera, un suelo cómodo y eficaz para tu hogar que te ayudará a ahorrarte bastante dinero en calefacción.

Otra opción es la calefacción con suelo radiante, ideal para los amantes del suelo de cerámica. Además de repartir el calor de forma eficiente, te ayudará a ahorrarte mucho dinero en la factura de la luz y el gas.

Tejado

Si vives en una casa y no en un piso, el tejado es la causa principal de la pérdida de calor. Se calcula que hasta el 30% del exceso de gasto energético se escapa por ahí. Por ello, tienes que tener un tejado de calidad, bien aislado y protegido de las inclemencias del tiempo.

De nuevo, la mejor opción es la lana mineral, tal y como hemos visto antes en la pared. Es un gran aislante térmico que además protege contra el fuego y los incendios. Por otro lado, ayuda al aislamiento acústico, es decir, que van a entrar menos los ruidos del cielo a tu casa.

Si no vives en una casa, puedes tratar de convencer a la comunidad para aislar el tejado. A pesar de pagar una derrama (que no saldrá tan cara entre muchos vecinos), les puedes convencer con el ahorro a largo plazo en calefacción, además de evitar humedades y problemas a los vecinos del ático.

¿Es rentable?

Aislar una casa puede requerir de una inversión inicial muy elevada, además de molestas reformas. Por ello, mucha gente decide no hacerlo y seguir pagando las facturas mes a mes.

Sin embargo, aislar cada vez es más rentable, y más teniendo en cuenta cómo está el precio de la energía. A la larga, siempre sale rentable y ahora tardarás menos en recuperar la inversión de lo que se tardaba anteriormente.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...