Empadronarse falsamente: problemas que te puede ocasionar

Muchos son los que hacen un doble empadronamiento para obtener mayores servicios o servicios distintos a los que se ofrecen en el municipio en el que residen

empadronarse

El proceso administrativo para empadronarse en alguno de los municipios españoles es realmente sencillo. Basta con mostrar un documento que señale que una persona vive en un domicilio concreto que se encuentre dentro de los límites de una localidad. Sin embargo, que el proceso sea sencillo no exime de las leyes que lo regulan, y aunque parezca que empadronarse no tiene mayor importancia que la de poder elegir a los gobernantes locales, en realidad va mucho más allá de eso, y nos otorga derechos y nos exige deberes.

Entre esos derechos, además del de votar en las elecciones municipales está el de hacer uso de los servicios públicos asociados a dicho municipio, como por ejemplo el médico, las escuelas, las bibliotecas, o cualquier otro servicio público municipal. Entre los deberes, los de abonar las tasas locales pertinentes establecidas por el ayuntamiento. Sin embargo, es conocido por todos que no todos los ayuntamientos cuentan con todos los recursos que a veces busca el ciudadano, y con el afán de conseguir los que ofrece el vecino, por ejemplo, nos encontramos con personas que se empadronan falsamente, o lo hacen por duplicado.

Precisamente lo fácil que es el empadronamiento justifica esta práctica para que por ejemplo un hijo vaya a un colegio determinado, o que uno de los miembros de la familia pueda disfrutar de un médico concreto en un centro de salud. Lo cierto es que todo esto no es legal, y por ley estamos obligados a empadronarnos allá dónde residimos, y además el doble empadronamiento, en caso de descubrirse tiene una sanción de 150€.

Y tal y como están las multas en España, que no son para nada acordes con los sueldos que se tienen, no es una cantidad muy alta, pero acompañada de dicha sanción iría la prohibición de seguir haciendo uso de los servicios municipales de un determinado ayuntamiento en el que se ha empadronado una persona o una unidad familiar de forma duplicada o de forma falsa. Así que atención a estas prácticas, que aunque por lo tardía de la justicia y los escasos recursos que tienen las Administraciones para llevar un control llegan siempre tarde, a veces llegan y pueden suponerte graves problemas a la hora de encontrarte con los derivados de dicha sanción y la pérdida de esos derechos.

Imagen: MARIA ROSA FERRE

Vía: Consumer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...