Horno pirolítico, ¿sí o no?

horno

horno

Lo cierto es que los hornos con pirólisis son muy prácticos, sobre todo por los problemas que te ahorran a la hora de limpiarlos. El funcionamiento de este tipo de hornos es muy sencillo: se calientan a temperaturas altísimas, que pueden llegar hasta los 500 grados, con lo que consiguen deshacer los restos de aceite, suciedad, azúcares y demás que se quedan pegados a las paredes del horno.

Esto facilita mucho la limpieza, puesto que lo único que hay que hacer para limpiar el horno es quitar la capa de ceniza en que queda convertida la suciedad gracias a la pirólisis. Pero… ¿resultan económicos este tipo de hornos?

Para empezar, una de las cosas que hay que tener en cuenta es que de entrada, estos hornos son más caros que los hornos normales. El siguiente punto a valorar tiene que ver con el gasto que realizan, y es que para ponerse a 500 grados, estos hornos gastan bastante energía, algo que se ve reflejado claramente en la factura a fin de mes. Y la verdad es que con la que nos espera con la subida del IVA, no hace falta que incrementemos más la factura.

En este sentido, también hay que tener en cuenta que ahorras en productos de limpieza para el horno y sobre todo, en el tiempo y la energía que se pierde para limpiarlo. Así que al final, tú decides si te compensa o no…

Foto de jlastras

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...