Esos mitos de ahorro que no funcionan

A lo largo de nuestra vida algunos hemos crecido con esos mitos de ahorro que en definitiva no tienen una base sólida o con el tiempo los tenemos muy presentes. Seguro que algunos te suenan, pero no son el mejor modo de ahorrar.

pequeños aparatos

Dicen que los pequeños electrodomésticos apenas consumen energía. No es cierto. Todo depende del consumo y sobre todo de la potencia así como del uso que le demos. Si cada día utilizamos el secador, el microondas, la cafetera, el abrelatas eléctrico etc.., al final estos pequeños electrodomésticos sumarán un gran consumo en la factura del mes.

Además, los electrodomésticos que necesitan calentarse antes consumen más durante este proceso, por lo que hay veces que no conviene apagarlos y volver a encenderlos seguidamente, como puede ser la plancha o la televisión. Ese aparato que te gasta dependiendo las pulgadas que tenga.

Otro mito que viene de tiempo atrás es aquel que dice es mejor dejar encendido el fluorescente que encenderlo reiteradas veces. Es verdad que al momento de encenderlo es cuando consume más energía. Pero esta subida de tensión es tan pequeña que evidentemente resulta más rentable apagarlo cuando no sea necesario.

Igual pasa con el apagado de la calefacción. También depende la temperatura interior y las zonas. Si es una zona cálida y está la casa muy bien aislada el calor se mantiene con las horas que la tengas puesta. Pero si es todo lo contrario, es cierto que cuando más se gasta es al encender la caldera. Entonces si resulta más rentable tenerla encendida a una temperatura moderada y por la noche no apagarla, más bien reducirla, para evitar ese gasto extra que supone al arrancarla.

Imagen |  rutlo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...