¿Cómo ahorrar energía en la lavadora?

Para ahorrar energía utilizando la lavadora, hay diversos trucos que puedes usar. Aprende a leer las etiquetas energéticas para elegir una de bajo consumo, utiliza correctamente la lavadora y sus programas, no abuses del detergente, aprovecha la discriminación horaria de la tarifa y cambia la lavadora cada 11 años para ahorrar a largo plazo

Ahorrar energía lavadora

En estos tiempos que corren, hay una gran preocupación por la factura de la luz. La situación actual hace que queramos gastar lo menos posible, para que no haya sorpresas a final de mes.  La lavadora es uno de los electrodomésticos que más energía consumen, ya que son los que más utilizamos en estos días.

Como no podemos dejar de lavar la ropa, es un electrodoméstico que vamos a usar mucho, así que es normal estar preocupado por su consumo. Por suerte, hay formas de reducirlo, es decir, de aprender un uso eficiente de la misma y gastar menos electricidad. ¿Cómo hacerlo? Pues con algunos trucos que te vamos a enseñar en el día de hoy.

Así podrás ahorrar utilizando la lavadora

Para conseguir un lavado eficiente, hay 5 consejos que deberías aprender. Deberías entender la nueva etiqueta energética para comprar la mejor lavadora, aprender a utilizar programas para gastar menos, conocer las tarifas de luz y sus ahorros, no abusar del detergente y cambiar la lavadora cada cierto tiempo. Vamos a ver cada uno un poco más a fondo.

Entiende la etiqueta energética en 2022

Antiguamente, las etiquetas energéticas eran confusas, ya que casi todos los electrodomésticos tenían una A, ya fuera A+,A++ o A+++. De este modo, parecía que todo lo que se compraba no gastaba, pero no era del todo así.

Para evitar confusiones, se ha creado una nueva escala que va desde la A hasta la G, sin pluses. De hecho, la categoría A ha quedado desierta, siendo la antigua A+++ equivalente a la B. Sabiendo esto, tendrás que buscar una lavadora de tipo B o una A si llega a salir alguna con esa clasificación.

En las etiquetas vienen otros datos interesantes, como la capacidad de carga, el consumo en el programa Eco 40-60 (el más usado), la eficiencia de centrifugado, el gasto estimado y el ruido.

Por norma general, las lavadoras suelen consumir entre 40 y 91 kWh al año. Al final, eso puede suponer un pico de dinero en las facturas, así que buscan las que menos consuman según tus necesidades.

Aprovecha tu tarifa eléctrica

La tarifa eléctrica es la clave real para ahorrar dinero en la factura de la luz. En primer lugar, escoge la potencia contratada que necesites, ya que, si tienes demasiada potencia que no usas, podrías pagar demasiado. Eso sí, escoge la suficiente para poder usar los electrodomésticos del hogar sin que salten los plomos.

En la actualidad, existen tarifas de discriminación horaria, las cuales permiten elegir diferentes potencias contratadas según la hora. Para ahorrar en la lavadora, puedes poner la potencia contratada al mínimo en las horas punta y subirla en las horas valle. En esas horas, aprovecha para poner la lavadora, usar el horno y en general, usar electrodomésticos de alto consumo. Es más, puedes utilizar programas diferidos si no vas a estar en casa.

Utiliza programas eficientes

La lavadora tiene varios programas para cada cosa. Generalmente, podrás usar el programa Eco, que lava la ropa a un máximo de 40 grados. Solamente utiliza los programas intensivos y de alta temperatura en los casos necesarios. Además, no te olvides de cargar al máximo la lavadora para gastar menos.

No abuses del detergente

Algunas personas tienen la costumbre de echar mucho detergente. Realmente no hace falta tanto, ya que solamente tienes que poner la cantidad recomendada por el fabricante. La ropa quedará limpia, la lavadora no se estropeará y gastarás menos.

Cambia la lavadora cada 11 años y elige la correcta

Aguantar con tu vieja lavadora es tentador, pero es poco eficiente. Las nuevas lavadoras consumen cada vez menos luz, así que cambiarla puede suponer un ahorro a largo plazo. Se dice que hay que cambiarla cada 11 años para mantener su eficiencia y amortizar correctamente el electrodoméstico antiguo. Al comprar la lavadora nueva, los vendedores se quedarán con la vieja y la reciclarán de forma correcta.

Eso sí, también hay que elegir la lavadora correcta para tus necesidades. Por ejemplo, las casas con pocos miembros no necesitan una lavadora de gran tamaño, sino que les vale una pequeña. Es verdad que para familias numerosas las lavadoras grandes sirven para ahorrar, pero para familias de uno o dos miembros la cosa es distinta. En su lugar, es mejor buscar una pequeña, con un consumo menor y un precio de compra más bajo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...