Diferencias entre un préstamo y un crédito bancario

Aunque se utilizan por lo general como sinónimos la verdad es que los préstamos y los créditos son productos financieros diferentes que deberías conocer

dinero

Aunque por lo general los consumidores nos confundimos a la hora de entender la diferencia entre préstamo y crédito, y los usamos por lo general como sinónimos, ambos productos bancarios son diferentes en el fondo y en la forma y hoy en nuestro blog vamos a intentar explicarte cómo funcionan uno y otro, para que además de tener clara la diferencia entre los dos sepas cuál es el que más te conviene en tu caso si estás pensando en hacerte con un producto de financiación.

Diferencias entre un préstamo y un crédito bancario

¿Qué es un préstamo? Un préstamo es en realidad una cantidad de dinero que se le entrega al cliente al que se le ha concedido de un solo golpe. Es decir, que el cliente dispone del capital íntegro mediante un plan de devolución que se ha concordado previamente con el banco con unos determinados intereses.

¿Qué es un crédito? El crédito a diferencia del préstamo es una especie de dinero pre-concedido. Una cuenta en la que el cliente dispone de un determinado capital, pero que no tiene que usar en su totalidad. Por ejemplo, si te conceden un crédito de 3000 euros, puedes gastarte solo 1500 y devolver solamente esa cantidad que te has gastado y lo demás no se te cobrará.

Cuándo pedir un préstamo y cuándo un crédito

El crédito es mejor a la hora de una necesidad de financiación más rápida. Aunque los importes que se conceden son mucho más bajos que los créditos. Los plazos de devolución son más cortos, y los intereses más altos. Un crédito es la mejor opción a la hora de solicitar una cuantía de la que no estamos convencidos, es decir, para gastos diarios que no sabemos muy bien a cuánto ascenderán pero que son cosas comunes.

El préstamo es más conveniente cuando se necesita el dinero para comprar algo concreto. Es decir, que tus necesidades de financiación pasan por comprarte algo concreto y es mucho más probable que el banco te lo conceda, ya que casi siempre para obtener este servicio necesitas justificar para que necesitas el dinero. Además, en este caso el importe podrá ser mucho más alto y además, los intereses son mucho más asequibles que en el caso de los créditos con lo que para gastos específicos y para compras que puedas justificar con facturas o con contratos y siempre te conviene más.

Imagen: David Lacarta

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...