Descuentos para parados: una moda al alza

Seguimos hablando de nuevo de los muchos descuentos que siguen estando en todo tipo de servicios y productos para parados que al menos ayudan a los que no tienen trabajo a cuadrar cuentas

descuentos parados

Los comercios está sufriendo una de las peores crisis de consumo de toda la historia de España. De eso ya hemos hablado mucho en nuestro blog, y un buen ejemplo de que la situación es sin duda de la más complejas que hayamos vivido, parece que en realidad son esas rebajas anticipadas que han colgado ya casi todos los negocios que vemos en la calle. Los de moda los primeros, pero el resto de sectores no se salvan y en casi todos los escaparates hay saldos, descuentos o promociones especiales para conseguir llamar la atención sobre el asunto y al menos hacer que los usuarios se animen a la compra.

En este caso, hablamos de los descuentos que más se repiten además de los tradicionales para salir de stock. Y es que si hubo un tiempo en el que los jóvenes eran los grandes protagonistas de los descuentos, ahora son más los colectivos a los que se les ofrecen promociones, porque todos han perdido de forma considerable su poder adquisitivo. Y aunque hay descuentos para pensionistas, para autónomos, para empresarios o para estudiantes, los que ganan por goleada en número son los descuentos para desempleados.

Aunque no es de extrañar. España marca récords de desempleo, tanto así que se ha convertido en el país con mayor número y mayor tasa de desempleados de la Unión Europea, y uno de los más altos del mundo. Es difícil entender desde otro punto de vista como las empresas pueden centrarse precisamente en lanzar descuentos a un sector que se supone no tiene dinero para comprar. Pero con el carácter latino del español, en el que la familia es la que se hace cargo cuando alguno de los miembros se acaba quedando sin trabajo, es lógico que las empresas centren su oferta más suculenta en un target que es cada vez más amplio.

Hay nada menos que cinco millones de parados. Una cifra más que considerable a la que dirigirse. Y todos buscan lo mismo: comprar a un precio muy reducido. Así, aunque probablemente las promociones para parados que en España se cuentan a miles, en Alemania no tengan ningún sentido, para nosotros son la única manera de ponerle un poco de buena cara a esta pésima situación que por cierto, para muchos, se está alargando mucho más de lo que se podían haber imaginado, porque el número de parados de larga duración aumenta también. Y los problemas, a pesar de los descuentos siguen creciendo…

Imagen: xornalcerto

Vía: Consumer

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...