Proteger las ventanas de madera

ventanas

Todo aquél que tiene una casa más o menos antigua o en el campo, y tiene cerramientos de madera (marcos de ventanas, puertas y contraventanas) sabe que, con el tiempo, el barniz termina siempre por «pelarse» y descascarillarse. Volver a limpiar y barnizar las superficies supone un arduo trabajo, o un gasto considerable si llamamos a un profesional.

Si quieres que esto no te vuelva a ocurrir, y que tus ventanas permanezcan inalterables y en perfecto estado durante mucho tiempo, apúntate a lo último en barnices de exterior: los lasures.

Se trata de productos de poro abierto, que, como no crean película exterior, no corren el riesgo de desprenderse con la acción de los elementos o el paso del tiempo. Para aplicarlos, tendrás que eliminar los restos de barnices anteriores (con decapante o lija), y después extenderlos bien con una brocha ancha y plana.

Los lasures aportan color y protección, pero no forman capa exterior, con lo que dejan un acabado mate muy natural y resistente. Ya lo sabes: a partir de ahora, olvídate de los barnices y mantén la madera de tu casa como el primer día, con un buen lasur.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...