¿Cuánto nos cuestan las llamadas a números 901, 902 o 118?

Hoy en A Fin de Mes tratamos un tema bastante particular en economía doméstica que es el de los números de servicio. ¿Sabemos de verdad cuánto nos cuestan los números 90x?

telefonos

De seguro que más de una vez te ha ocurrido, que cuando quieres contactar a una empresa que presta cualquier tipo de servicio o necesitas saber más de un producto concreto, te encuentras con que los números de atención al cliente son en realidad números 90x o del tipo 118. Todas estas numeraciones son consideradas como numeraciones especiales, y aunque no todas tienen una tarificación altísima en nuestras facturas de teléfono, no suelen resultar nada amigables para el bolsillo del ahorrador. Es por ello que en A Fin de Mes queremos poner un poco de orden en este sistema, y explicarte cómo funciona cada uno de ellos según los primeros números que marcas. Así al menos, podrás conocer a fondo cuándo pagas verdaderas barbaridades y cuando el coste es asumible.

El precio de la tarificación especial

Aunque las empresas que utilizan este tipo de numeración tienen su sede en España, y hacemos llamadas cuando marcamos esos números a fijos nacionales, lo cierto es que al estar incluidos en el epígrafe de tarificación especial, aún teniendo una línea de tarifa plana de cero euros de coste por comunicarse con fijos de España no se incluyen en la factura, con lo que tendremos que pagar por ellos, algo que no ocurriría si fuese una línea de teléfono habitual

Precios de los números 90x en España

Hay muchos números de este tipo en España, y las diferencias entre unos y otros son abismales. Así que a continuación hacemos una lista de los más habituales y de cómo funcionan, de tal manera que puedas entender cuánto cuestan las llamadas a números 901, 902 o 118.

Números 800 y 900: son totalmente gratuitos por el usuario, y por lo general los utilizan servicios públicos y servicios de atención que se ofrecen al cliente sin coste alguno.

Números 901: el usuario paga una parte y la empresa otra. Suelen tener un coste similar a una llamada nacional si se llama desde el fijo. Desde el móvil sale bastante más caro. En todo caso, en los anuncios debe indicarse el precio exacto.

Números 902: suelen tener tarifas similares a las llamadas nacionales, aunque son más caros que los 901 por el hecho de que es el usuario el que asume totalmente el coste de la llamada y la empresa no paga por ella.

Números 803, 806, 807, 905: todo lo paga quien llama, aunque en este caso se suele tratar de servicios especiales que tienen unos precios bastante desorbitados. El precio va desde los 0,35 € a los 3€ por minuto. En todo caso, vienen deshabilitadas por defecto aquellas que superan un euro por minuto, y es el usuario el que debe llamar a su proveedor para poder activarlas. Se clasifican del siguiente modo:

  • 803: Servicios exclusivos de adultos
  • 806: Servicios de ocio y entretenimiento
  • 807: Servicios profesionales
  • 905: Televoto y concursos

Números 118: son los servicios de información que antes se conocían como el 1003 de Telefónica y similares. En este caso no hay una regulación oficial para este tipo de productos, con lo que la tarificación que se le aplica al usuario depende de cada empresa. Mucho cuidado con ellas, porque pueden cobrar cifras astronómicas y hacer que te lleves un buen susto a final del mes.

Auge y descenso de este tipo de números

Sobre todo aquellos que hemos descrito anteriormente y que en realidad se constituyen como los de coste reducido, es decir, aquellos que son más caros que la facturación normal para un número provincial, pero más económicos que llamar a un número nacional, empiezan a decaer. Hubo un boom hace unos años por instalar este tipo de numeración que solía estar asociada a centralitas para pymes y autónomos que permitían una gran autonomía y dar la sensación de tener una imagen más grande de la real. Tener un número de estos estaba bien visto, pero cada vez son más los consumidores que se quejan.

Es por ello que las empresas empiezan a dejar de utilizarlos y a eliminarlos de sus planes a corto y medio plazo. Las que todavía los mantienen, suelen ofrecer líneas alternativas a las que podemos llamar incluyéndose esa llamada dentro de las llamadas gratuitas a fijos de las que disponemos con una tarifa plana.

Lo mejor que podemos hacer para no equivocarnos es sin duda evitarlos a toda costa. Para ello, se puede consultar por internet la empresa concreta a la que queremos llamar, porque por lo general tiene un número tradicional con el que podamos contactarla, sobre todo para accesos al extranjero que no se permiten con este tipo de numeraciones. Tomas ese número y lo marcas como de forma habitual. Estarás contactando con la empresa sin necesidad de que te cobren una verdadera salvajada por ello. ¿Qué te parece la idea? Yo creo que es un buen consejo a tomar para ahorrar dinero.

Imagen: Benidorm Town

Vía: Cinco Días

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...