¿Cuál es el porcentaje máximo de tu sueldo para alquiler para una economía saneada?

El porcentaje del sueldo ideal para alquilar depende del economista. Algunos defienden que solo deberías gastarte el 30% del salario, mientras que otros te dicen que tendrías que poder pagar 40 alquileres o más con un sueldo anual (33% del salario). En cualquier caso, hay que tener en cuenta otros gastos también, como fianza, comisiones y otros gastos

Porcentaje sueldo alquiler

En España, el precio de los alquileres es un problema bastante grave que impide que muchas personas se independicen. El problema es que es cada vez más difícil comprar una casa, así que a muchos no les queda más remedio que optar por esta vía, la cual muchas veces es difícil.

Una de las mayores preguntas que se hacen los alquilados es qué alquiler se pueden permitir para mantener una economía saneada, es decir, cuánto porcentaje del salario se puede gastar como máximo en este gasto. Hoy responderemos esta pregunta, explicando las reglas más adecuadas y también cómo encontrar un piso acorde a ese porcentaje.

¿Cuánto porcentaje del salario debo gastarme?

Para responder a esta pregunta, los expertos se suelen repartir en dos leyes. Unos defienden la regla del 30% del sueldo y otros defienden la regla de las 40 veces, que es un poco más flexible. Vamos a explicar cada una de forma individual, con el fin de entenderlas mejor.

La regla del 30%

La primera regla dice que los gastos del alquiler no deberán superar el 30% de nuestros ingresos brutos menos deuda. Ten en cuenta que en ingresos brutos no solamente están los salarios, sino otras fuentes de ingresos como por ejemplo rentas o subsidios. En cuanto a las deudas, resta los gastos de la tarjeta y otros préstamos que tengas.

Esta regla es bastante estricta y difícil de cumplir. Por ejemplo, con el SMI de 14.000 euros anual, no podríamos pagar más que un alquiler de 330 euros por persona al mes, algo muy complicado que casi nos obligaría a compartir piso. Si el salario mensual es de 1500 euros, la cosa no es mucho mejor, ya que solo nos podemos permitir 450 euros al mes.

La regla de las 40 veces

La regla de las 40 veces es un poco más flexible. En esta regla, el precio del alquiler debe ser como mucho de 40 veces nuestro sueldo anual, es decir, que podrías pagar 40 alquileres con el sueldo de un año.

En realidad, es como una regla del 33%, es decir, que el salario mensual no puede ser superior al 33% del sueldo. En este caso, con 1500 euros mensuales de sueldo, nos podremos permitir algo un poco mejor, pagando un alquiler de 500 euros al mes.

¿Cómo encontrar un piso barato?

Ahora que ya sabemos cuáles son estas leyes y cuánto porcentaje del salario hay que gastar, toca responder a la gran pregunta: ¿Cómo encontrar un piso barato? Pues te vamos a dar algunos tips para conseguirlo.

Busca zonas con el metro cuadrado barato

En algunos portales se puede filtrar el precio por metro cuadrado de la zona, incluyendo el precio por barrio e incluso línea de metro en ciudades grandes.

Vive en las afueras

Si te compensa vivir en las afueras, podrás vivir en ellas para ahorrar dinero. Es más, muchas están muy bien comunicadas e incluso ahorrarás dinero en desplazamientos. Para que esto salga rentable, hay que analizar la variable del gasto en transporte y en ocio.

Teletrabajo

Conseguir teletrabajo te permitirá alejarte de las ciudades más caras, vivir donde quieras y buscar la ciudad con el metro cuadrado más barato. Por el contrario, los contratos con teletrabajo suelen estar peor pagados, así que analiza bien la situación.

Ten en cuenta las comisiones de las agencias, los gastos adicionales y las fianzas

Hasta ahora hemos tenido solamente en cuenta el precio del alquiler y nada más. Sin embargo, hay otros factores que pueden afectar a la economía, como el pago de una fianza, los gastos adicionales y también la comisión de la agencia inmobiliaria. En muchos casos, especialmente en zonas caras, esto puede suponer un desembolso inicial muy grande, obligando incluso a pedir créditos.

Asimismo, ocurre lo mismo con los gastos del piso. Por ejemplo, puede salir muy rentable un piso con un alquiler caro, pero con calefacción central soportada por el propietario. Además, un piso a las afueras puede ser caro si el trabajo te pilla lejos, especialmente teniendo en cuenta el precio actual de la gasolina.

Por ello, lo mejor es analizar no solamente el alquiler del piso, sino otros gastos adicionales. Puede haber casos donde no cumplas la regla de las 40 veces ni la del 30%, pero que salgas ganando debido al ahorro en otros insumos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...