Cosméticos originales para estas Navidades

Los productos falsificados pueden tener grandes prejuicios para tu salud. Aunque sean más económicos, en la relación calidad-precio, su compra está siempre desaconsejada.

En A Fin de Mes hemos hablado muchas veces de la importancia que tiene la compra de productos que tengan el precio más justo. Sin embargo, si bien no siempre se cumple aquello de lo más caro es lo mejor, tampoco siempre obtenemos la mejor relación calidad-precio en los productos más económicos. Y sobre todo, en el caso de que esos productos no sean de marcas que se deciden a vender al mejor precio, sino que se trate de imitaciones de grandes marcas que compiten en los sectores del precio más alto. Las copias e imitaciones no solamente son ilegales, sino que además, pueden dañar tu salud.

Los productos de cosmética falsificados son muy habituales durante la época navideña, en la cual el consumo se incrementa y nos encontramos con una mayor demanda. De hecho, en ocasiones, incluso se hacen pasar por los verdaderos en oferta. Sin embargo, los controles de calidad que pasan estos productos no se corresponde con los que tienen que pasar los legales en el mercado y es por eso que pueden provocar daños en la piel al contener químicos no testados o que pueden provocar serios problemas al no estar recomendados en su uso cosmético.

Además del daño que te causas a ti mismo apostando por esos productos, el dinero que nos gastamos en ellos fomenta acciones ilegales y perjudica a las marcas que intentan colocar en el mercado productos de calidad, y también a las que pretenden ofrecernos las mejores relaciones calidad-precio. Todo ese dinero, cuyos costes de producción, publicidad y mano de obra son pírricos, acaba en manos de delincuentes que continúan haciendo fortunas a costa de un consumidor que no es consciente de todo lo que hay detrás de este asunto.

Por ello, desde nuestro blog, en el que siempre intentamos darte consejos para mejorar el presupuesto doméstico, te recomendamos que digas no a los productos falsificados. Si el dinero no es suficiente para comprar marcas blancas, apuesta por aquellas del mercado que se orientan al segmento más bajo del precio, ya que últimamente, los estudios del consumidor han demostrado que en muchas ocasiones, sus beneficios pueden llegar a equipararse o a superar los que nos ofrecen las marcas más caras de las cuales se ven una gran cantidad de imitaciones y copias en el mercado. Apostemos por un consumo responsable, que nos asegure salud y sobre todo, que sea beneficioso para todos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...