Conserva mejor tus alimentos y ahorra dinero en la compra diaria

Si generalmente haces la compra cada semana o cada quincena, y te encuentras siempre con alimentos que tienes que tirar a la basura porque se han estropeado, creo que deberías echar un vistazo a estos consejos para conservarlos mejor.

alimentos

Seguro que a ti también te pasa, compraste algún producto en el supermercado porque estaba a buen precio y cuando quisiste usarlo ya estaba estropeado. También pasa a menudo que se te estropean las mejores manzanas del árbol de tu abuela porque las comiste con mucho afán los primeros días, pero luego el cansancio se apoderó de ti y las manzanas se estropearon. Si hubieses usado alguna forma de conservación de alimentos, seguro que te hubiesen durado más ¿no crees?

Hoy te voy a enseñar unos pequeños trucos para conservar los alimentos que te sobran o los que tienes en abundancia porque son de temporada y luego no los encuentras. En realidad, todo lo que sea conseguir que no se estropee nada de lo que compras es ahorrarte un montón de dinero que puedes invertir en gastos que tienes pendientes o en darte algún capricho ¿No te parece?

Trucos para conservar los alimentos frescos

  • Lechuga

Cuando vas al supermercado, compras la lechuga, la metes en la nevera y cuando la quieres usar está estropeada. Para que no te vuelva a ocurrir, lávala, sécala y métela en un recipiente hermético en la nevera. No la dejes nunca en una bolsa de plástico porque se va a estropear.

  • Tomates

Con los tomates suele pasar algo muy común, o no maduran nunca o maduran demasiado. Si están muy verdes, envuélvelos en papel de periódico y déjalos al aire libre, pero si están maduros, mételos en la nevera o haz salsa de tomate.

  • Cebollas

Las cebollas empiezan a brotar rápidamente y cuando quieres utilizarlas ya no sirven. Para que esto no te vuelva a ocurrir, envuélvelas una a una en papel de aluminio. Pero si utilizaste media cebolla y no quieres que se te estropee la otra, úntala con mantequilla.

  • Patatas

Las patatas son otro dolor de cabeza, o germinan o se ponen verdes y ya no se pueden comer. Para evitarlo, debes conservarlas en la oscuridad, extendidas y en un lugar seco mezcladas con alguna manzana. Si te sobraron patatas ya peladas, colócalas en un recipiente con agua y añádele unas gotitas de vinagre.

  • Ajos

Los ajos también suelen germinar rápidamente como las cebollas. Para poder conservarlos  durante más tiempo lo mejor es guardarlos en un lugar seco y ventilado. Pero si lo que quieres conservar es un diente de ajo, mételo en un recipiente con aceite.

  • Champiñones

La mejor forma de conservarlos es meterlos en una bolsa de papel en la nevera.

  • Aguacate

Los aguacates siempre suelen comprarse un poco verdes, la mejor manera de madurarlos es envolverlos en papel de periódico o en un trapo de lana. Si están maduros, lo mejor es consumirlos rápidamente o hacer una buena salsa. Si te sobra la mitad, métela en la nevera con unas gotas de limón por encima, así evitaras que se ponga negro.

  • Plátanos

A todas nos ha pasado que compramos plátanos verdes y nunca acaban de madurar. La próxima vez colócalos con la parte fina hacía arriba al lado de un plátano maduro.

  • Higos

Los higos secos son difíciles de conservar pues se secan demasiado. Para que no t vuelva a ocurrir aplástalos con las palmas de las manos y  mételos en un frasco de metal con unas hojas de laurel.

  • Nueces

Para conservarlas fácilmente  debes guardarlas en una caja con unas hojas de salvia.

  • Pasas

Para que se conserven más tiernas, mételas en una caja de madera y tápalas con hojas de laurel.

  • Aceitunas

Si son verdes procesadas, debes  guardarlas en un tarro de vidrio con el agua que ellas traen, si no las cubre por completo, añádele agua con sal. Si con negras sin procesar, añádele aceite de oliva y para mejorar su sabor puedes añadir ajo y tomillo.

  • Huevos

Para conservarlos más frescos, sumérgelos en aceite de oliva durante unos instantes y trata de guardarlos en la nevera con las puntas hacia abajo.

  • Legumbres

Para protegerlas de los gorgojos  las guardas en frascos con dientes de ajo.

  • Pan

El pan se conserva bien envuelto en un paño en la nevera durante el verano y fuera de la nevera en invierno. También lo puedes congelar.

  • Quesos

Para evitar que el queso se llene de moho envuélvelo en un paño humedecido con agua salada y mételo en la nevera. Si el queso es duro, lo puedes congelar envuelto en plástico y n pequeñas porciones. Los quesos blandos, no debes congelarlos.

Con estos buenos consejos, espero que a partir de ahora conserves mejor los alimentos y así puedas ahorrar algo que buena falta nos hace a todas.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...